“La tecnología Fibre Channel a 16 Gbps sienta las bases del networking para la virtualización y el cloud”

CloudDatacenterRedes

Con motivo del reciente Tech Day de Brocade y sus últimos lanzamientos, entrevistamos a Fernando Egido, Country Manager de la compañía en nuestro país.

¿Qué papel juega la infraestructura de red en la creciente adopción de tecnologías como la virtualización y las basadas en cloud computing?

La infraestructura de red juega un papel protagonista tanto en arquitecturas de Cloud como de Virtualización. Sin una red ágil, gestionable, escalable, flexible y de alto rendimiento no se obtienen ninguno de los beneficios que aportan la virtualización y los entornos Cloud. Por este motivo los clientes han de plantearse el futuro de sus redes previamente a la definición de sus futuros centros de datos. En otras palabras nuestro Ethernet Fabric supone el corazón de toda iniciativa cloud. Debido precisamente a la importancia de las redes, Brocade acaba de presentar su arquitectura CloudPlex, que cumple con estos requisitos mencionados, garantizando a nuestros clientes un entorno de red óptimo para lograr el éxito de sus iniciativas Cloud y Virtualización.

Brocade acaba de anunciar la arquitectura de conectividad Fibre Channel a 16 Gbps, la primera del mercado. ¿Cuál es el mensaje que le estáis dando a los clientes para que migren sus switches, routers, adaptadores, backbones… con esta arquitectura?

Con el anuncio de la tecnología FC a 16Gbps Brocade viene a demostrar una vez más su carácter innovador y diferencial; como ya ocurrió en el pasado con el anuncio de los 2, 4 y 8Gbps volvemos a liderar el mercado en materia de I+D . No obstante la tecnología de 16Gbps está muy orientada a aquellos clientes con importantes necesidades de anchos de banda y escalabilidad propios de entornos muy exigentes (grandes granjas de entornos virtualizados) y arquitecturas Cloud ya sean públicas, híbridas o privadas, aunque deberíamos hablar más bien de una nueva generación, la 7ª, de productos Fibre Channel de Brocade, que aporta una serie de importantes mejoras en eficiencia, seguridad y capacidad de diagnosticar la red, que seguramente muchos clientes van a recibir de buen grado. Además, también tendrán 16Gbps de velocidad.


Para sacar el mejor partido al Fibre Channel a 16 Gbps, ¿es necesario actualizar todos los elementos que forman parte de la infraestuctura de red? ¿en qué puntos se podrían producir cuellos de botella?

Fernando Egido es Country Manager de Brocade en España
Fernando Egido es Country Manager de Brocade en España

Ni que decir tiene que lo idóneo sería que en entornos que exijan altos rendimientos, todos los componentes (HBA/CNA, Switch/Director, Storage) fueran capaces de correr a 16Gbps. No obstante, habrá muchos clientes que sólo requieran disponer de 16Gbps para entornos muy concretos o para conexiones entes equipos SAN, esto es, ICL (Inter Chassis Links).


La transición a IPv6 no se está realizando a la velocidad esperada. Los bajos presupuestos parecen ser la principal razón de ello pero ¿se podría producir un particular efecto 2000 en esta ocasión si las empresas no migran rápidamente?

No tiene por qué. En estos momentos muchos clientes ya cuentan con una parte de la infraestructura preparada para IPv6 y todavía tenemos tiempo. Lo que recomendamos nosotros es empezar a prepararse un plan de migración por áreas a corto, medio y largo plazo, sin agobiarse, y, sobre todo, no adquirir a estas alturas ningún tipo de equipamiento que no soporte IPv6.


Todos los analistas pronostican un crecimiento exponencial de los dispositivos móviles conectados a Internet durante los próximos años. ¿Cómo influirá este cambio en las infraestructuras de las compañías que ofrecen este tipo de servicios?

Aunque efectivamente se espera un importante crecimiento de estos dispositivos en los próximos años, la realidad es que en el presente ya estamos siendo testigos de un aumento significativo año a año; altos ejecutivos de algunas de las mayores operadoras en España han mostrado su preocupación por el incesante aumento de ancho de banda que requieren estos dispositivos no por el número de equipos en sí, sino por el tráfico que cada equipo requiere de la red, dado el perfil de aplicaciones que los usuarios utilizan (videos online, redes sociales, etc.).

Ni que decir tiene que el impacto de esta mayor demanda de tráfico en las redes es directamente proporcional y por tanto pone presión en los departamentos de Networking para optimizar sus redes y evitar que el nivel de servicio se vea afectado. Un cliente insatisfecho por pérdidas de servicio o por la baja calidad de éste es previsible que cambie de operador y por tanto supone una pérdida de negocio y un daño de imagen irreparable.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor