10 hechos sorprendentes sobre Google que quizá desconocías

Cloud

Con las dimensiones que en los últimos años ha ido adquiriendo el gigante de Mountain View no es de extrañar que haya aspectos, datos y curiosidades de todo tipo, desde los sorprendentes a los increíbles, desde los imperdonables hasta los divertidos. Hoy te ofrecemos un somero repaso a algunas de estas curiosidades de la empresa cuya matriz empezó con la página web que más visitas recibe de todo Internet y probablemente la única que sigue ofreciendo el mismo aspecto minimalista con el que empezó.

De hecho esa seña de identidad no es fruto más que del de desconocimiento que tenían de HTML los fundadores Sergey Brin y Larry Page. Incluso durante un tiempo ni siquiera había botón de “buscar” sino que había que pulsar el botón de enter.

Algo esencial para cualquier página web, y que de hecho el propio buscador Google tiene bastante en cuenta para todas aquellas páginas que indexa tiene que ver con el etiquetado de su código HTML… pues bien, hasta 23 errores tiene la propia dirección www.google.com que ya es tener cuchara de palo en casa del herrero. Aunque otras de las peculiaridades de Google es que su pretensión es que los visitantes pasen el menor tiempo posible en su página: lo que quieren es dirigir rápido el tráfico al sitio deseado por el internauta. No en vano durante 2011 hasta el 96% de los 38 millones de dólares de ingresos de Google provenían únicamente de la publicidad.

Quizá debamos perdonarles ese error porque siempre falta tiempo para esos pequeños detalles si una de tus ocupaciones es fotografiar detallada y meticulosamente más de 7,5 millones de kilómetros mediante StreetView. Detalles sin importancia para una empresa famosa en todo el mundo pero cuyo nombre parte de una palabra de origen infantil y de un error de pronunciación.

Gúgol (versión en español de googol) es el nombre de un número equivalente a un uno seguido de cien ceros, o uno por diez elevado a cien. Lo bautizó así en 1938 Milton Sirotta, sobrino de 9 años del matemático Edward Kassner, y aunque no es un número especialmente práctico en las Matemáticas al menos sí permite entender la diferencia entre una cantidad inimaginablemente alta y el infinito. Los fundadores de Google decidieron llamar Googol  a su buscador, que nacía con la pretensión de indexar todos los contenidos de Internet, pero diversos errores de los propios inversores a la hora de deletrear el nombre permitieron que naciera el que hoy todos conocemos.

De hecho el total de datos con los que trabaja Google tiene un tamaño bastante elevado, 1oo millones de Gb. Si pensamos en los cada vez más habituales discos duros de 1 Tb de capacidad necesitaríamos 100.000 para almacenar toda esa información. Pero si estas cifras te dan vértigo, aguarda a la siguiente. El ser humano más o menos como somos hoy día lleva sobre la faz de la Tierra unos 225.000 años. Para contemplar todos los vídeos de YouTube que se ven en un año haría falta 450.000 años, justo el doble de tiempo. Recordemos que este popular portal pertenece a Google.

Y no es la única de sus adquisiciones, de hecho desde 2010 ha adquirido el equivalente a más de una empresa a la semana. Ríete de tu novia en las rebajas.

El sistema de verificación de seguridad reCAPTCHA que emplea Google cumple una función adicional que no es sino la de contribuir a resolver la identificación de palabras en las que hay dudas en el intensivo programa de escaneado de libros que lleva a cabo Google. Cada día se resuelven 200.000 millones de captchas, con lo que en cierto grado estamos contribuyendo a esta labor de preservación y difusión del conocimiento.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor