11 soluciones de Apple que muestran su obsesión por el detalle

Fabricantes de SoftwareProyectos
0 0 1 comentario

Detalles tan nimios que probablemente ni te hayas percatado jamás de ellos, pero el día que lo haces descubres porque para muchos todo lo que venga con el logotipo de una manzana mordida tiene algo especial. A continuación te vamos a desgranar una serie de aspectos quizá no determinantes para el funcionamiento de los dispositivos Apple pero sí diferenciadores de la gran mayoría de la competencia. ¿Cuántos crees que conoces?

La calidad en el diseño ha sido desde el primer día una de las señas de identidad de Apple, llegando a extremos en ocasiones exagerados por parte de su cofundador Steve Jobs, pero muchos de estos grandes detalles son en realidad tan pequeños que en muchas ocasiones pasan desapercibidos para la gran mayoría de los usuarios.

Hoy repasaremos algunos de ellos. Empezaremos por los portátiles MacBook. Cuando seleccionas la función de dictado de voz el sistema operativo ajusta de manera automática la velocidad del ventilador interno, bajándola, de manera que se mejore la audición de tus palabras sin que estas queden atenuadas o distorsionadas por el sonido que produce el ventilador al estar funcionando.

Ya que estamos con el audio, los profesionales del audio y el vídeo que emplean adaptadores ópticos se encuentran con una buena noticia, como es que Apple haya integrado el conector de salida de alta fidelidad TOSLINK en los equipos MacBook Pro de manera que estos ordenadores cambian automáticamente a un modo que permite una mayor definición del sonido.

En el año 2002 Apple patentó lo que denominó “Indicador LED de estado por respiración“. Evidentemente no hay nada que “respire” en un portátil Apple pero si te fijas la luz que indica el estado parpadea siguiendo un ritmo parecido al de una respiración pausada, lo que según parece resulta psicológicamente más natural y aceptable que el típico parpadeo rítmico con oscilación mecánica que puede llegar a sacar de quicio al observador.

Pasando al sistema operativo para dispositivos móviles, iOS 7 te permite arrastrar el icono de la cámara hacia arriba en la pantalla de bloqueo para acceder directamente a la aplicación que permite tomar fotografías. Hasta ahí bien. Pues deberías probar a ver qué sucede si “tiras hacia abajo” de la pantalla bloqueada.

Siguiendo con las aplicaciones de iPhone, si estás escuchando una canción con comprobarás que los potenciómetros virtuales tienen un aspecto metálico que desprende unos reflejos. Fíjate con mucha atención en los mismos porque si dispones de iOS 6 o versiones anteriores esos reflejos varían en función del movimiento que imprimas al móvil. Es decir, replican lo que sucedería si fuesen botones físicos con acabado metálico brillante, puesto que los reflejos que verías sobre dichos botones variarían en función del ángulo desde el que les llega la luz cuando los mueves.

potenciómetros virtuales apple

Para evitar errores no deseados al escuchar música con la aplicación a tal efecto del iPhone Apple ha modificado la aparición del botón de acceso a la tienda de canciones para evitar que cuando estás retrocediendo en el reproductor de manera que no aparezcas de manera indeseada en el menú de compra y accidentalmente compres una canción cuando en realidad sólo querías escucharla.

Antes de que Apple integrase las cámaras iSight en los nuevos iMac, los modelos anteriores tenían un pequeño imán escondido y centrado en la parte superior del bisel de la pantalla. Este imán permitía fijar la cámara iSight “externa” en esa posición de manera adecuada en la parte superior de la pantalla. Además en la parte lateral de la pantalla había otro imán “secreto” que permitía fijar en dicho lugar el mando a distancia de Apple. Todo a mano, todo ordenado, y sin partes visibles.

En los portátiles este gusto por el diseño pero también por la utilidad permite que no haga falta más que un dedo para abrirlos, para desplegar la pantalla, algo que en otros modelos requiere no ya de toda la mano sino en ocasiones de las dos manos. Y todo gracias a una pequeña ranura en la parte inferior del portátil que, además, coincide casi milimétricamente con el perfil de un iPhone.

En todos los MacBook Air (y en los nuevos MacBook Pro) la tecla de bloqueo de mayúsculas tiene un mecanismo de seguridad que en ocasiones puede dar alguna sorpresa a los usuarios neófitos (y a alguno de los más veteranos) puesto que para evitar que al teclear pueda activarse de forma no deseada sólo se pasará a escribir en mayúsculas si la tecla se mantiene apretada por un período de tiempo superior al del resto del teclado.

Habrás observado que cuando seleccionas el modo “No molestar” aparece en la parte superior de la pantalla del iPhone el icono de una luna en cuarto menguante, lo que no parece gran cosa pero si te fijas con atención al activar dicho modo podrás observar una pequeña animación que te muestra un eclipse.

Un último pequeño detalle es que los controles para configurar el brillo y el volumen en iPhone a través del Centro de Control son capaces de “rebotar” si al desplazarlos imprimes un movimiento lateral lo suficientemente fuerte. De nuevo, algo que quizá funcionalmente tampoco suponga una revolución pero no deja de ser una forma de dotar a algo virtual de un comportamiento casi físico. Y seguramente habrá muchos más detalles que aún se nos continúan pasando por alto. Más los que vendrán con los nuevos dispositivos y los nuevos sistemas operativos.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor