El CEO de Nokia fija a Android como su rival en telefonía

EmpresasMovilidadProveedor de ServiciosProyectosSO Móviles

Stephen Elop también ha anunciado que los 3.000 desarrolladores de Symbian desplazados a Accenture serán reeducados para trabajar con Windows Phone a partir de 2014.

Nokia está luchando por mantener su posición como fabricante y vendedor líder en el mercado mundial de los teléfonos móviles y su CEO, Stephen Elop ya ha marcado objetivo a derribar: Android. “Estoy buscando el dispositivo que proporcione la mejor combinación de resultados para nuestros clientes y para la empresa”, ha explicado el directivo durante una entrevista concedida al programa A-Plus de la televisión finlandesa. “No se trata de un sólo dispositivo, se trata de acercarnos a la cartera completa”, al igual que ocurre con los smartphones con sistema operativo de Google.

    Elop no teme al emergente mercado asiático: "Hay un montón de fabricantes en China, pero sólo hay un Nokia"
Elop no teme al emergente mercado asiático: “Hay un montón de fabricantes en China, pero sólo hay un Nokia”

Mientras el iPhone de Apple es un objeto altamente codiciado y caro, los productos gobernados con Android se venden a precios muy variados. Y ésa es precisamente la meta de Nokia, que ya se encuentra inmersa en la creación de su próxima generación de teléfonos y pretende abrir nuevos centros de desarrollo para Windows Phone en Finlandia. Aunque la alianza con Microsoft debería dar sus frutos a partir de 2012, Elop ha asegurado que existe la posibilidad de un lanzamiento prematuro.

Este ritmo es más relajado en el caso de las tabletas. La compañía nórdica sigue evaluando cuál es el sistema operativo idóneo para su futuro dispositivo: Windows, MeeGo o Symbian, por lo que los trabajos se encuentran mucho más retrasados. “Actualmente hay más de 200 tabletas diferentes en el mercado y sólo una de ellas está teniendo éxito”, razona Elop. “No quiero ser la 201 que no se puede diferenciar de las demás. Tenemos prisa, pero es una prisa por hacer lo correcto”.

En cuanto al anuncio de hace una semana, por el cual Nokia despedirá a 4.000 empleados y trasladará a otros 3.000 a Accenture en menos de dos años, se ha juntado con la noticia de que el contrato con Symbian se prolongará sólo hasta 2014. El CEO de Nokia ha querido relajar los ánimos y ha explicado que se tomaron mucho tiempo para “planificar el número adecuado de personas desplazadas” y asegurarse de que no habría “despidos inmediatos”. De este modo, los desarrolladores que recalarán en la nueva empresa “ayudarán primero con Symbian y luego se someterán a un amplio programa de reciclaje para soportar Windows Phone, así como otras actividades móviles a nivel mundial para Accenture”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor