2 de cada 3 ‘wearables’ inteligentes que se distribuyen son Apple Watch

InnovaciónWearables

Durante el segundo trimestre del año, sólo Fitbit fue capaz de colocar en el mercado más dispositivos de “wearable technology” que Apple, según cálculos de IDC.

Mucho se ha venido debatiendo durante los últimos tiempos sobre si las ventas de Apple Watch estaban siendo abultadas o no. La firma de la manzana mordida no aportó datos de venta concretos en su anuncio de resultados trimestrales. Pero los analistas sí se atreven a hacerlo y lo cierto es que le conceden un puesto de honor a este wearable.

Según los números de IDC para el segundo trimestre de 2015, Apple colocó un total de 2,6 millones de relojes, lo que mete a esta compañía directamente en el top 5 de vendedores nada más estrenarse en el segmento. Y no sólo en el top 5, sino en segunda posición.

Sólo es capaz de adelantarle Fitbit, la compañía que ha sido líder tradicional en estas lides, con 4,4 millones de wearables, tras crecer un 158,8% interanual.

Eso sí, “aunque Fitbit hizo más envíos que Apple, vale la pena señalar que Fitbit sólo vende wearables básicos”, en palabras de Jitesh Ubrani, analista sénior de investigación para IDC Mobile Device Trackers, que añade que los básicos representan “una categoría que debería perder cuota en los próximos años, dejando a Apple lista para convertirse en el próximo líder para el mercado wearable”.

De hecho, durante los meses de abril, mayo y junio, prácticamente 2 de cada 3 wearables colocados que se enmarcaban dentro de la categoría de wearables inteligentes eran relojes Apple Watch.

Tras Fitbit y Apple se clasifica Xiaomi, otra novata que se posiciona tercera con 3,1 millones de unidades enviadas, además de Garmin y Samsung, con 700.000 y 600.000 dispositivos para llevar puestos, respectivamente. El caso de Samsung es significativo porque ha distribuido un 25% menos de unidades que hace un año.

Entre el tirón de estos cinco y otros fabricantes se ha llegado a un total de 18,1 millones de wearables vendidos en un único trimestre.

A partir de aquí, ¿qué cabe esperar? Ramon Llamas, director de investigación para el equipo de Wearables de IDC, comenta que “cada vez que Apple entra en un nuevo mercado, no sólo llama la atención sobre sí mismo, sino para el mercado en su conjunto”. Y parece que será ella la que seguirá animando el segmento.

“Su participación beneficia a múltiples participantes y plataformas dentro del ecosistema de wearables, y en última instancia incrementa los volúmenes totales”, explica Llamas. Además, “también obliga a otros proveedores – especialmente a aquellos que han sido parte de este mercado durante múltiples trimestres- a volver a evaluar sus productos y sus experiencias”, como es el caso de Samsung.

“Justamente o no”, concluye este profesional, “Apple se convertirá en la vara con la que medir a otros wearables”. Lo que queda es “ver qué otros dispositivos wearables decide lanzar, como smartglasses o hearables”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor