2011 y la industria tech: 10 razones para recordar el año

EmpresasMarketingMovilidadSocial MediaTabletas

¿Por qué será recordado 2011 dentro de la industria de las TIC? La muerte de Steve Jobs o las revoluciones vía redes sociales son solo algunos de los momentos más importantes.

A punto de terminar el año y poco antes de entrar de lleno en un más que anticipado 2012 (en el que llegarán el iPhone 5 y la tele de Apple, Facebook saldrá a bolsa y Windows Phone -dicen -despegará, entre otras cosas), toca mirar un momento atrás y hacer balance. ¿Qué ha significado 2011 en el mundo de la tecnología? ¿Qué noticias, acontecimientos o tendencias identificarán a este año que se queda atrás?

Por supuesto, 2011 será recordado, sobre todo, como el año en el que murió Steve Jobs. Pero hubo más cosas: hubo tendencias de éxito que se confirmaron y caídas en picado a las que ayudó algún problema de seguridad o eficacia. Hubo compañías con escándalos internos, firmas que se dieron la mano y comenzaron una historia de amor y otras que no dejaron de pelearse ni un momento. Todo mientras el mundo utilizaba las redes sociales no solo para jugar al Farmville, sino también para derrocar a dictadores. Estas son las 10 cosas que se recordarán de 2011 en la industria tech:

1. La muerte de Steve Jobs. La salud de Steve Jobs preocupaba ya desde hacía años, pero en agosto, cuando le pasó la batuta de CEO de Apple a Tim Cook, se vio que las cosas empezaban a ponerse feas. Dos meses después llegaba la temida noticia: Steve Jobs había muerto. A partir de ese 5 de octubre, entre homenajes on y offline a la figura del visionario, las dudas sobre el futuro de la compañía empezaron a resonar cada vez más fuertes. ¿Sería el Apple de Tim Cook capaz de mantenerse a la altura? De momento parece que sí, ya que Steve Jobs dejó todo bastante cerrado para los próximos años. ¿Se ceñirán al guión desde la compañía?

2. Las redes sociales y la revolución. Algo pasa cuando varios países en los que están teniendo lugar revueltas impulsadas por los jóvenes contra el poder dictatorial se decide cortar Internet. Y es que en 2011 quedó claro que Facebook, Twitter o el BlackBerry Messenger sirven para algo más que para entretenerse: fue el año de las revoluciones difundidas y expandidas gracias a las redes sociales, el año de las protestas más tecnológicas de la historia.

3. Hacktivismo. Un poco relacionado con el punto anterior y arrastrado un poco desde 2010, el año que se acaba vio también cómo diversos grupos de hacktivistas (hackers con causa) ponían en el punto de mira a empresas como VISA o PayPal. Los datos hablan por sí solos: en 2010, un 92% de los ataques hackers tenían como objetivo principal robar dinero. En diciembre de 2010, no obstante, Anonymous empezó a animar a la revolución digital, y a lo largo de 2011 han llevado a cabo ataques de todo tipo. ¿Su objetivo? La protesta, el boicot. Pero no el dinero.

4. El gran ataque a Sony. Uno de esos ataques que se recordará más será el sufrido por la PlayStation Network (PSN) de Sony, que tuvo a la plataforma desactivada durante más de un mes, entre el 21 de abril, cuando la compañía la cerró por “mantenimiento”, hasta el 31 de mayo, fecha en la que se volvió a abrir en Europa y América. En el ataque, que tuvo lugar entre el 17 y el 19 de abril, los hackers habrían obtenido 10 millones de números de tarjetas de crédito. Desde Sony, claro, aseguraron que los datos estaban cifrados y los códigos de seguridad no estaban almacenados.

5. La caída del BBM… y de RIM. A RIM no le iban especialmente bien las cosas este año, con una cuota de mercado en el mundo de los smartphones cada vez más pequeña y sin lograr dar con su iPhone particular. Tenía, eso sí, una arma única y especial: el BBM, un servicio de mensajería instantánea a través de sus propios servidores, para cuyo uso no era necesario tener contratada una tarifa de datos. Pero entonces algo en su servidor canadiense falló (un interruptor, dicen) y BBM estuvo caído casi tres días en buena parte de Europa, América y algunos países asiáticos. Algo que no ayudó a la ya de por sí maltrecha imagen de RIM.

6. El tambaleo de HP. En Hewlett-Packard deben de estar deseando acabar con 2011 y ver si 2012 empieza con mejor pie. Y hay un nombre al que echar las culpas: Leo Apotheker. El ahora ex-CEO de la compañía fue nombrado en septiembre de 2010 y ya pocos analistas confiaban en él. Aunque parecía que nada podía ser peor que el escándalo de Mark Hurd. Entonces casi un año después de su nombramiento, en agosto de 2011, Apotheker sorprendía asegurando que tenía pensado vender la división de PC de la compañía (un 30% de los ingresos de HP). De paso, anunció que se desharía de webOS y compró Autonomy, una empresa de software, por 10.000 millones de dólares. El mercado recibió las noticias con estupefacción y haciendo que las acciones de HP cayesen un 20%.

7. Las historias de amor. No todo iba a ser negativo. 2011 vio nacer también dos grandes alianzas que prometen dar mucho de qué hablar en el futuro: por un lado, la de Nokia y Microsoft, relación de la que ambas esperan sacar una posición fuerte y competitiva en el mundo de los smartphones que hasta ahora se les escapa. Por otro lado, la de Facebook y Spotify, que hace que los otros intentos de otras compañías (Apple, Google, Amazon) por ofrecer música en la nube corran el riesgo de quedarse en meras anécdotas.

8. Las historias de odio. Si hay una relación tormentosa que haya definido 2011 es sin duda la de Apple y Samsung, dos compañías unidas por una relación comercial (Samsung proveía a Apple de chips) y separadas por la competencia en un mismo mercado: el de los smartphones. En 2011 ambas compañías se han dedicado a demandarse la una a la otra por infracción de patentes por todo el mundo, consiguiendo incluso en algunos lugares (como Alemania) prohibir algún producto del contrincante. También es cierto que posiblemente Apple esté simplemente luchando contra Google y Android de forma indirecta, más que contra Samsung.

9. La confirmación de Android. Y es que Android en 2011 no solo fue el aspirante más fuerte al trono de Apple en el mundo de los smartphones, sino que al final logró sentarse en él: Android tiene más del 50% de la cuota de mercado mundial de plataformas móviles. Lo más interesante es que ni siquiera es que se lo haya robado a iOS: su cuota permanece más o menos estable, mientras que la plataforma de Google se alimenta del resto de sistemas operativos móviles.

10. El año de los tablets. Las tabletas no son solo el regalo estrella de estas Navidades, son también la promesa cumplida de 2011. Tras la visión de Apple al lanzar el iPad que pocos entendieron en su presentación pero al que pocos se pudieron resistir una vez probado, el resto de los fabricantes se pusieron manos a la obra. 2011 acaba, además, con la llegada de un posible aspirante a desbancar al iPad: el Kindle Fire de Amazon. Pero esto tocaría contarlo en un artículo sobre predicciones para 2012.

Foto © iQoncept – Fotolia.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor