Este año se venderán 7,5 millones de smartwatches con conectividad móvil (y en 2020 serán 53,6 millones)

InnovaciónWearables

La consultora Canalys explica que “la fase 2 de la especificación eSIM habilitará relojes inteligentes más independientes”.

El futuro de los smartwatches pasa por la conectividad celular o móvil, por ser más autónomos, por valerse por sí mismos y deshacerse en la medida de lo posible de su vinculación con otros dispositivos electrónicos más voluminosos, que no se pueden llevar puestos encima como si tal como, como es el caso de los teléfonos.

Así lo consideran los expertos, como los miembros de Canalys, una consultora que dice que este año se distribuirán un total de 7,5 millones de smartwatches con conectividad móvil. Pero es que en sólo cuatro años, en 2020, estaremos hablando de 53,6 millones de unidades de este tipo, tras registrarse un crecimiento anual compuesto del 63 %.

“La fase 2 de la especificación eSIM habilitará relojes inteligentes más independientes con una experiencia de usuario más suave alrededor de la conectividad móvil”, señala Daniel Matte, analista de la consultora que aporta los números de venta.

“Los usuarios pronto podrán elegir fácilmente entre proveedores móviles y pagar por un servicio mensual”, segura Matte. “Muchos más smartwatches con LTE y GPS/GNSS serán lanzados también este año, gracias a la disponibilidad de nuevos chipsets LTE Category 1″.

Así, en 2016 se dará un primer paso, con ecosistemas como Tizen o Android Watch ya preparadas para favorecer la conectividad de los wearables. Entre los fabricantes, las esperanzas están puesta en Samsung, LG y Apple. Aunque el impacto de las nuevas tecnologías para smartwatches más potentes se comenzará a notar especialmente a partir de 2017, teniendo en cuenta también el papel de los sensores y unas baterías de mayor duración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor