20N: O una colección de fiascos social media

EmpresasMarketingSocial Media

Mariano Rajoy acumula meteduras de pata en su perfil en Twitter: desde #pregúntaleaMariano hasta #avatarMariano, pasando por un vídeo viral en el que demostró que no miraba bien los mapas que aparecen en sus contenidos promocionales.

Algunos partidos han hecho de las redes sociales su trampolín. Otros han aprendido más o menos a usarlas. Y otros han entrado como elefantes en una cacharrería en materia social media. Populares y socialistas pagan el ser los jugadores más asentados en el mundo analógico con importantes meteduras de pata en el mundo social media. ¿No están hechos los políticos clásicos para el mundo 2.0?

La última metedura de pata viene del lado popular. El community manager (o el equipo de community managers) populares le pidió a un usuario de la popular red social Twitter que eliminase de su perfil la foto de Mariano Rajoy, el candidato popular, que usaba como avatar. “Cambie la foto de su perfil, por favor. Gracias de antemano”, le pedían a primera hora de la mañana al usuario @Juansinmiedo. La petición transcendió a toda la red y los usuarios se lanzaron a una campaña de defensa de su derecho a poner como foto de perfil cualquier cosa.

Había nacido #avatarMariano, que empezó con fotos de Mariano Rajoy en los perfiles de los usuarios y que continuó con versiones customizadas. El hashtag llevaba todas las de ganar para ser trending topic. Y así lo fue. En un giro, en el perfil de Rajoy se publicó un comentario a favor de la iniciativa: “Simpática iniciativa la del avatar de hoy. No perdáis el sentido del humor; es bueno en los tiempos que corren”.AvatarMariano había conseguido oscurecer a ProgramaPP, el hashtag que analizaba su programa electoral y que obviamente interesaba más a los gestores social media del partido.

Los populares ya tuvieron antes que enfrentarse a otros agujeros social media en el pre 20N. #PreguntaleaMariano empezó en teoría como una propuesta seria y se fue de las manos. El candidato recibió preguntas como quién vive en una piña debajo del mar y no consiguió salvar la situación pidiendo conocer a quien había arrancado el hashtag, tan divertido. Quizás un CM que conoce los giros de las redes sociales y los problemas a los que ya se han enfrentado las empresas hubiese recomendado contestar a alguna de aquellas divertidas e irónicas preguntas, convirtiéndolas en un guiño y quitando acartonamiento al político conservador.

También se convirtió en viral cuando se descubrió que había usado en uno de sus vídeos promocionales un mapa de Galicia producido por los independentistas gallegos.

Antes ya había sido muy criticado en Twitter cuando pidió a los usuarios que permitiesen que se lanzasen mensajes automáticos desde sus cuentas en redes sociales a favor de Mariano Rajoy.

El popular había entrado con muy buen pie en Twitter, superando al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en followers en la red social al poco de su estreno. Una foto con el actor Santiago Segura y el socialite Julio José Iglesias en un avión fue el punto en el que empezaron sus no muy afortunados tweets.

Rubalcaba, menos patoso

Del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, han transcendido menos errores en redes sociales. Quizás detrás de su perfil esté un equipo más 2.0 o quizás haya tenido más suerte que el popular. Al menos, los populares pueden sentir que han triunfado en seguridad de su web. Rubalcaba caía ayer ante los ciberhacktivistas.

Su hasta ahora única gran metedura de pata fue el programa por puntos. Todos aquellos usuarios de redes sociales que hagan campaña por Rubalcaba en redes sociales acumularán puntos, como si de un supermercado y una tarjeta de fidelización se tratasen, que podrán cambiar por merchandising de la campaña.

La propuesta fue bastante ridiculizada en redes sociales y agregadores de noticias como Meneame cuando salió a la luz.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor