El mercado de portátiles no frenará sus caídas pese a la llegada de Windows 10

MovilidadPortátiles

Los datos de un nuevo estudio apuntan que el sistema operativo de Microsoft no será suficiente para que el mercado de ordenadores portátiles regrese a la senda del crecimiento.

Windows 10 ha sido recibido con entusiasmo por los consumidores pero su estreno no logrará levantar el marchito mercado de los PCs, según se desprende de las últimas previsiones aportadas por ABI Research.

En concreto, la firma de análisis de mercado sostiene que en 2015 se comercializarán 165 millones de ordenadores portátiles convencionales, lo que implica que de ser ciertas las previsiones, se producirá un descenso del 7 por ciento interanual.

Al explicar la escasa venta de ordenadores nuevos, en ABI Research lo atribuyen a que el hecho de que Windows 10 se ofrezca como una actualización gratuita para los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1, pocos usuarios comprarán nuevos equipos.

En ese sentido, el nuevo S.O. destaca por el hecho de que tiene los mismos requisitos de hardware que sus predecesores, lo que hará que los usuarios no se animen a adquirir un nuevo portátil si el suyo funciona correctamente.

En cambio, en la categoría de los Ultrabooks si hay buenas perspectivas, ya que son equipos cada vez más delgados y ligeros que se confía en que lograrán atraer a usuarios de tabletas.

Además, otros que tendrán un balanace positivo este año serán los Chromebooks, que según las cifras que manejan en ABI Research, registrarán un alza del 35 por ciento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor