24 millones de instalaciones de Windows Server 2003 dejarán de recibir soporte el 14 de julio

CloudServidores

Después de doce años en activo, el sistema operativo de Microsoft para servidores dejará de estar soportado por el fabricante.

Está llegando el momento. El próximo 14 de julio Microsoft dejará de dar soporte para Windows Server 2003, un sistema operativo que se ha estado actualizando periódicamente durante estos doce años.

El fabricante estima que en la actualidad aún existen 23,9 millones de instancias gobernadas por dicho sistema, aunque no se ha aventurado a especificar qué porcentaje del global supone esta cifra. Lo que sí tiene claro es que se trata de una buena oportunidad para que las empresas puedan rediseñar sus estrategias de TI e impulsar de esta forma su competitividad.

Hay que tener en cuenta que las Tecnologías de la Información han evolucionado brutalmente durante este periodo, por lo que Windows Server 2003 se ha quedado obsoleto en determinados casos, como el soporte de aplicaciones y dispositivos de última generación, o incluso los entornos VDI.

Ni qué decir tiene aquellas arquitecturas cloud que se han introducido en el ámbito de los centros de datos para dar respuesta a la explosión de los datos, más optimizadas para su ejecución en otros sistemas como Windows Server 2012 R2.

Emilio Paz, responsable de Windows Server en Microsoft Ibérica, desgranaba en rueda de prensa los problemas a los que se deberán enfrentar aquellas organizaciones que no actualicen su parque de servidores gobernados por la antigua realización: “También experimentarán problemas de seguridad y no podrán pasar controles de cumplimiento de normativas en determinados escenarios”. Paz se refería a medios de pago como VISA o Mastercard, que mantienen unas normas realmente estrictas con sus clientes y que en este caso podrían quedar bloqueados.

Además, el directivo explicaba que no es aconsejable dejarlo todo para el último momento ya que este tipo de migraciones requiere tiempo, “de media 3 o 4 meses”.

Microsoft Intel
Agustín Gallego, director de Alianzas y Desarrollo de Negocio en Intel Corporation Iberia y Emilio Paz, responsable de Windows Server en Microsoft Ibérica.

 

Por su parte, Agustín Gallego, director de Alianzas y Desarrollo de Negocio en Intel Corporation Iberia, añadía algunos beneficios tras la adquisición de nuevo hardware basado en la arquitectura x86 y sus procesadores Intel Xeon: “El rendimiento de los chips se ha aumentado en este periodo 22x con respecto a los procesadores con los que Windows Server 2003 suele trabajar, mientras que la eficiencia energética también se ha mejorado en 27x”. Esta combinación permite, por ejemplo, que un único servidor actual sea capaz de realizar las tareas de varias decenas de los antiguos, algo que debería ser tenido muy en cuenta por las organizaciones que estén pensando en la migración. “El retorno de la inversión se sitúa en el 383 por ciento, mientras que el ahorro en TCO se eleva al 88 por ciento”.

En estos procesos de migración, Microsoft junto con Intel y los fabricantes de servidores ponen en marcha diversos programas de renovación para que sus clientes encuentren el soporte necesario durante dicho viaje.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor