3 formas en las que los troyanos bancarios roban desde el smartphone

MovilidadSeguridadSmartphonesVirus

Si hay un malware que pone en peligro a los usuarios móviles y se puede calificar de peor riesgo para ellos ése es el troyano bancario, tal y como advierte Kaspersky Lab.

Los ciberdelincuentes atesoran entre sus herramientas de acción diferentes maniobras con las que intentan engañar a los usuarios de Internet bienintencionados y hacerles caer en su trampa.

La variedad es evidente. Pero en Kaspersky Lab tienen claro que la amenaza más clara para un dispositivo que sigue año tras año al alza, el smartphone, la protagonizan los troyanos bancarios.

Éstos pueden colarse en el teléfono de sus víctimas tras la ejecución de campañas de ingeniería social, como sería la suplantación de la identidad de ciertas marcas o aplicaciones populares.

Una vez instalado en el terminal, los expertos de Kaspersky Lab advierten de que este tipo de malware es capaz de robar dinero de cuentas bancarias que no les pertenecen de tres formas concretas, principalmente.

La primera de ellas consiste en actuar sobre los mensajes SMS que envían las entidades bancarias, escondiéndolos a la vista de los usuarios. De este modo pueden hacerse con información altamente sensible y, a partir de ahí, disponer del dinero del dueño del smartphone.

Otra técnica se basa en realizar movimientos bancarios que afectan a pequeñas cantidades, por lo que el robo no llamarían tanto la atención como si se hiciese una única transferencia de gran volumen, espoliando la cuenta de la persona atacada de golpe y porrazo.

Por último, Kaspersky Lab habla de las aplicaciones malignas que se sirven del denominado efecto espejo, que consiste en copiar el comportamiento o aspecto de apps legítimas, en este caso de las bancarias. Cuando el usuario introduce sus datos, los ciberdelincuentes ya tendrán todo lo que necesitan para operar en el software oficial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor