Unas 30.000 páginas diarias están infectadas por códigos maliciosos

SeguridadVirus

De ellas, un 28 por ciento contienen pornografía o apuestas, mientras que el
19 por ciento incluye spammers.

Internet no es en absoluto una red segura en la que navegar sin
preocupaciones, y últimamente el número de ataques es cada vez mayor. Así, los
ataques vía web se imponen frente a los que utilizan el correo electrónico, y
los hackers ya sólo buscan dinero o información que repercuta en beneficios.

En este sentido, un reciente estudio realizado por
Sophos muestra que unas 30.000 páginas web
son infectadas cada día, más de la mitad de las cuales están alojadas en
servidores Apache.

En total, la compañía ha analizado un millón de páginas web, de las que el 29
por ciento contenía malware. De éstas, una de cada cinco páginas ha sido
diseñada específicamente para actividades ilícitas, mientras que un mayoritario
80 por ciento parecen ser legales, aunque en realidad ocultan contenido
malicioso.

?Con el 80% de todas las páginas web infectadas encontradas en sitios
legítimos, hay que insistir en el hecho de por qué no se toman las medidas
necesarias para asegurar correctamente los servidores. Medidas simples como
mantenerlos actualizados con parches de seguridad ayudarían a atajar este
problema, con menos agujeros de seguridad y menos riesgo de infección”, concluye
el consultor tecnológico senior de Sophos, Graham Cluley.

?Las soluciones de seguridad deben ir más allá de bloquear sitios web
basándose en categorías, ya que un sitio de apuestas puede parecer una amenaza,
pero a veces un nombre inocuo puede albergar el más grande de los peligros”,
advierte el experto, que señala a China, EE. UU. y Rusia como los tres países
más afectados por estos ataques.

Finalmente, el estudio pone da a conocer el último método empleado por los
piratas que emplean el correo electrónico en lugar de la web, consistente en
enviar archivos adjuntos en formato PDF para engañar a sus víctimas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor