32.365, el Gordo se vuelve tecnológico

Empresas

La próxima desaparición de los décimos tradicionales y la progresiva incorporación de las tecnologías TIC al sorteo más esperado del año hacen la Lotería de Navidad cada año menos analógica.

Hace menos de unos minutos, los Niños de San Ildefonso cantaron los números que llevarán una lluvia de millones a toda España. El 32.365 será el boleto que este año reparta 300.000 euros al número y ayude a cubrir las ilusiones de los españoles en tiempos de crisis, pero puede que además sea el gordo más tecnológico.
Tras la amenaza de los sindicatos de RTVE de boicotear la retransmisión del sorteo, la manera más analógica y tradicional de ver a los Niños de San Ildefonso cantando los números de la suerta estuvo durante unas horas en peligro. Al final, la televisión pública consiguió convencer a los representantes de los trabajadores y la señal salió al aire, aunque cada vez son más quienes utilizan la red para averiguar si son o no son millonarios.
En medio del ambiente silencioso de la oficina, una alerta virtual es más eficaz que un transistor para saber si el número de la suerte es el propio. Prisacom, filial virtual del grupo Prisa, lanzó estas Navidades su propio widget especial que permite a sus usuarios conocer qué combinaciones son las ganadores y cuál ha sido la suerte de los números preferidos.
Pero el gigante de las comunicaciones no ha sido el único y quien más y quien menos en el mundo de la red de consumo y generalista ha apostado por un seguimiento masivo a través de tecnologías punteras de la Lotería de Navidad, siguiendo la estela de los últimos acontecimientos noticiosos del año.
Tras los JJOO de Pekín, la red se convierte en clave para saber si la lluvia de millones salpica la propia calle.
Evolución sector
Además de la transmisión de los números premiados, la Lotería Nacional vive un proceso de modernización hacia el siglo de las nuevas tecnologías. Aunque la imagen de las bolas dando vueltos en el bombo continúe siendo clásica y analógica, administraciones y métodos de comercialización son cada vez más digitales.
Tal y como publican en Vnunet, este año los jugadores pudieron comprar sus décimos a través de la red de Movistar, gracias a una aplicación asociada a un mensaje de texto Premium.
Además, este podría ser el último año del boleto tradicional y de la acumulación de billetes de Lotería en la cartera. Con el fin de abaratar costes, los jugadores podrían recibir su número de forma virtual y con el único apunte tradicional de un resguardo, como explican fuentes de Hacienda a la COPE.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor