5 consejos para maximizar las ventas de tu sitio de comercio electrónico

Cloud

Cada vez son más las personas que se suman a las compras a través de Internet, por cuestiones de comodidad y ahorro de tiempo. Pero… ¿sabes cómo sacar partido a esta tendencia?

Para comprar un producto físico, hacer una reserva en un hotel o comprar una entrada para un evento ya no hace falta desplazarse a locales físicos. Casi todo está a un clic de distancia en la actualidad, lo que implica ahorrar una gran cantidad de tiempo a los clientes, que no necesitan más que una conexión a Internet y una tarjeta de crédito o una cuenta virtual para realizar los pagos. Ellos lo están apreciando, pero todas aquellas personas que quieran lanzarse al segmento del e-commerce o comercio electrónico deben ser lo suficientemente responsables y seguir una serie de pautas, ganándose su confianza.

Fuente-Shutterstock_Autor-Digital Storm_comprarPara que la estrategia funcione, los expertos de Vector trazan cinco líneas a seguir, que serían las siguientes:

1. “Ofrecer una óptima gestión del producto”. Para tener éxito en el mundillo del e-commerce, como en cualquier otro negocio, lo básico es tener unos objetivos bien definidos y una estrategia totalmente personalizada para conseguirlos. Hay que ser original. Estudia a la competencia, diferénciate con tu propio estilo, date a conocer y crea un producto de calidad. Esto implica incluir información detallada que promocione e informe sobre cada producto en particular, así como vínculos a elementos relacionados, una imagen que muestre su cara más atractiva y certera e incluso vídeos si se cree necesario.

2. “Ganarnos la confianza del usuario”. Un diseño bonito es el primer paso para atrapar el interés, pero no lo es todo. Es tu deber como comerciante actuar conforme a la ley y ofrecer una plataforma de pagos seguros con las marcas que identifican el proceso como tal, esto es, la abreviación HTTPS y la figura del candado en la barra de dirección del navegador. También es fundamental que cuelgues una sección de términos y condiciones en la que dejes claro desde un principio qué es lo que se puede esperar de tu negocio, cuáles son las pautas de envío y devolución y quién eres tú, para que nadie pueda culparte de sorpresas desagradables.

3. “No perder de vista la usabilidad y la experiencia de usuario”. Aunque tú tengas muy claro lo que vendes y dónde está ubicado cada producto dentro de tu página web, esa experiencia debe ser igual de eficaz para todos y cada uno de los internautas que visiten tu tienda sin necesidad de engorrosas explicaciones. Las secciones tienen que estar bien estructuradas, la interfaz debe ser plenamente intuitiva, el registro no puede durar interminables minutos y, muy importante, es imprescindible que las compras se puedan completar desde un ordenador tradicional o a través de un dispositivo móvil táctil.

4. “La atención al cliente o Customer Care. No basta con crear una tienda y lanzarla al mundo cibernético, esperando a que los usuarios se manejen solos por sus inmensidades. Nunca sabes en qué momento puede surgir un imprevisto. Además de crear una sección de preguntas frecuentes que sea capaces de resolver las dudas más típicas en primera instancia, es vital que formes un equipo de atención al cliente ya sea vía online o telefónica. Un recurso de apoyo útil lo constituyen las cuentas en redes sociales, que se pueden actualizar en tiempo real.

5. “Un buen posicionamiento”. Es muy sencillo: si no apareces, no existes. Todo el trabajo previo de organización y diseño de la página caerá en saco roto si después no sabes cómo darle visibilidad a tu tienda. O, lo que es lo mismo, si los internautas realizan una búsqueda sobre la disponibilidad de un producto que tú ofreces pero tu tienda no aparece como una de las primeras opciones en el buscador web utilizado. Para resolver estre problema, lo mejor es recurrir a un experto en SEO que sepa guiarte y ayudarte a rentabilizar tu estrategia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor