5 curiosidades sobre la industria tech en China

EmpresasMovilidadSmartphones
0 0 No hay comentarios

Pese a su fama de contaminantes, invierten mucho en energía limpia, aman a Apple tanto como perjudican su imagen, son el paraíso de los piratas y otras anécdotas.

“Y tú, ¿qué sabes de China?”. Dado que la presencia e importancia del gigante asiático en el mundo en general y en la industria tecnológica en particular es cada vez mayor y no parece que esta tendencia vaya a cambiar en los próximos años, lo mejor es prepararse. ¿Qué peculiaridades tiene el mercado tecnológico chino? ¿Cómo son los usuarios, las empresas y que significan para las grandes compañías occidentales? Para abrir boca y empezar a conocer a nuestro (no tan) nuevo vecino global, aquí van cinco curiosidades sobre su industria tecnológica.

1. Ya son el mayor mercado de smartphones y el país en el que más crece el uso de apps. El primer dato se conocía hace unos días: durante el tercer trimestre se vendieron en China 24 millones de smartphones, por lo que se convertía en el mayor mercado (por volumen) de teléfonos inteligentes al superar los 23 millones de Estados Unidos. Esta adopción masiva de smartphones se tradujo también en el disparo del crecimiento del uso de apps: entre enero y octubre de 2011, aumentó un 870%. La media en mercados en los que los smartphones ya son populares está entre el 300 y el 400%.

2. ZTE y Huawei quieren ser los próximos Samsung y Apple. O, lo que es lo mismo, ambas compañías chinas se han puesto manos a la obra para fabricar smartphones que compitan fuera de sus fronteras con los terminales más vendidos en todo el mundo, dejando ya algo de lado la fabricación de teléfonos básicos. Por supuesto, la apuesta es por Android, por lo que compañías como HTC, Motorola o incluso Samsung deberían estar alerta para que la ofensiva china en otros mercados no las pille desprevenidas.

3. China quiere ser líder en energías limpias. Suena un poco contradictorio con las informaciones que no hacen más que llegar acerca de lo contaminante que es la industria tecnológica en el país (que lo es), pero lo cierto es que el gobierno chino está empujando también en dirección opuesta: durante los próximos cinco años invertirán 250.000 millones de dólares en renovar la infraestructura eléctrica, y 45.000 de esos millones se destinarán a la implantación de zonas con “smart grid” (redes eléctricas inteligentes). El plan continuará con más inversiones tras esos cinco años.

4. Aman a Apple, pero son perjudiciales para su imagen. China es el país del que procede un alto porcentaje de las malas noticias sobre Apple. ¿Por qué? Porque es donde se fabrican la mayor parte de los componentes de sus dispositivos, y las noticias acerca de lo que contaminan estas fábricas o las condiciones de trabajo de sus empleados (con todos los suicidios de Foxconn por el medio) no ayudan. La responsabilidad directa no es de Apple, se defienden desde Cupertino, pero defensores de derechos de los trabajadores y del medio ambiente insisten en que la compañía debería ejercer presión sobre sus fábricas para acabar con ciertas prácticas.

5. Es el paraíso pirata. Ese amor desacerbado por Apple se traduce en duplicados casi exactos de Apple Stores en los que hasta los empleados creen que trabajan para Cupertino, el hecho de que el iPhone 5 (obviamente, no el real que aún no existe) se venda desde abril, o que la biografía de Steve Jobs (tampoco la real) empezase a venderse varios meses antes de su muerte. Lo de Apple es tan solo un ejemplo de cómo toda la tecnología se piratea en el gigante asiático. ¿Es siempre algo negativo? Todo depende de la actitud: desde Angry Birds, por ejemplo, han admitido que se inspiran para su merchandising en todos los productos piratas del juego que hay en China. Y claro, los creadores de ese merchandising original falso no pueden demandar a Angry Birds por plagio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor