5 retos Wi-Fi que toda empresa debe asumir

EmpresasMovilidadRedes inalámbricas

El salto al estándar 802.11ac, la automatización o la seguridad son temas que deberían contemplar las compañías para mejorar sus redes, según Zebra Technologies.

A medida que la movilidad va ganando terreno pasa usos personales y también dentro de las propias empresas, éstas últimas se ven obligadas a adaptarse a las nuevas necesidades (o costumbres) de sus empleados.

Aquí entra, por ejemplo, la implantación de redes Wi-Fi eficaces que equilibren temas como la modernidad y la protección del negocio, principalmente.

“Hace más de una década que la tecnología Wi-Fi se asentó en las empresas”, recuerda Patrick Groot Nuelend, director de desarrollo de productos para comunicaciones inalámbricas en Zebra Technologies. Así que “ahora es un buen momento para preguntarnos cuáles son las tendencias que marcarán el futuro de esta tecnología y qué pueden hacer los equipos de informática para asegurarse de que sus sistemas Wi-Fi están preparados para los tiempos venideros”.

Y es que “al final a los usuarios les es indiferente si acceden a las aplicaciones a través de una conexión por cable o inalámbrica”, añade este directivo, “lo que esperan es obtener un gran servicio”.

Basándose en este razonamiento y teniendo en cuenta la realidad empresarial actual, Zebra Technologies habla de cinco requisitos principales que debería cumplir toda red Wi-Fi corporativa que se precie.

Por un lado se encuentra el salto al estándar 802.11ac, que llega a ser hasta tres veces más veloz que el anterior 802.11n. En concreto, habilita descarga sde hasta 1,3 GHz gracias a sus antenas MiMO.

Por otra parte, se recomienda apostar por la automatización, lo que tendría sentido en dos apartados diferentes. Por ejemplo, Zebra Technologies anima a las organizaciones a apostar por los sistemas autopropagables o sin intervención a la hora de instalar y configurar las redes. Pero también aconseja los puntos de acceso autónomos para la administración, capaces de enfrentarse a problemas por su cuenta.

El tema de la seguridad también es importante. Aquí entran desde el uso de contraseñas y certificados digitales a soluciones de huellas digitales y la virtualización con tecnología VPN.

Por último, hay que tener en cuenta el tema de la visibilidad. Para ello habría que recurrir a la supervisión e incluso a la comunicación desde una única herramienta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor