5 tecnologías que debería favorecer tu empresa en 2017

EmpresasInnovación

¿Está tu negocio preparado para recibir el nuevo año? ¿Sabes cuáles son las tendencias a las que no puedes perder el ojo?

Mañana es Nochebuena. Pasado, Navidad. Y en tan sólo nueve días habrá comenzado otro año que servirá a las empresas un lienzo en blanco en el que plasmar sus propósitos de mejora. Por delante se abrirán 365 días de nuevos retos y oportunidades, de intentar superar los números que se han alcanzado en 2016, de aumentar clientes, de incrementar facturación, de optimizar prácticas de negocio y de encaminar el fenómeno de la transformación digital que tanto está dando que hablar, porque es la clave que permitirá a las organizaciones continuar con garantías su actividad en un futuro cada vez más competitivo y tecnológico.

Consultoras como Gartner e IDC ya han recopilado algunas de las tendencias tecnológicas que habrá que tener en cuenta en la escena más profesional, por su carácter estratégico. Nosotros destacamos cinco que ya están copando titulares, y probablemente sigan haciéndolo en los doce meses que se avecinan:

1. La nube. Si aún no te has subido a la nube, ¿a qué estás esperando? El cloud computing apareció hace ya un tiempo en nuestras vidas. Pero a pesar de que su propuesta no es extraña a los círculos corporativos, queda bastante camino por recorrer. Se calcula que, a día de hoy, “sólo” el 41 % de las cargas de trabajo empresariales se basa en nube pública o privada. Y la seguridad cloud todavía se mantiene como asignatura pendiente. Pero se cree que a partir de 2017 comenzará a notarse una adopción masiva, con el modelo híbrido como referente. Las ventajas están ahí: disponibilidad, acceso remoto, escalabilidad, ahorro de costes… ¿Será la tuya una de las empresas que dé el sí definitivo al cloud computing el año que viene?

2. Internet de las cosas. No hay ninguna duda. A medida que pasen los años, y hasta los días, habrá más dispositivos conectados generando enormes cantidades de datos que tu negocio debe aprender a almacenar y analizar. El internet de las cosas (o IoT) es ineludible, como lo es el Big Data. Sólo cabe comprenderlo y aprovechar su potencial. El caso es que el concepto parece confundir todavía a 6 de cada 10 directivos. Tal y como contaba hace unos meses a Silicon.es el experto en la materia Bruno Cendón, se trata de un “paradigma tecnológico que define la dotación de conectividad a internet a cualquier objeto sobre el que se pueda medir parámetros físicos o actuar, así como las aplicaciones y tratamiento de datos inteligentes relativos a los mismos”. Entre otras muchas cosas, permite mejorar la captación de clientes.

3. Los drones. Todavía tienen que completar una serie de retos técnicos y legales, pero los drones figuran entre los aparatos tecnológicos con buenas proyecciones. Este año se calcula que los envíos mundiales de drones se han disparado un 248 %. Su venta está llamada a crecer con rapidez de aquí a 2022 a medida que se amplíe la oferta, se perfeccionen capacidades, avance la normativa y se reduzcan costes. Estos vehículos aéreos no tripulados se antojan especialmente adecuados para la industria audiovisual y de ocio, en temas de infraestructuras, minería y agricultura o medioambiente. La variedad es manifiesta. Y es que un dron es capaz de ayudar en tareas de vigilancia y rescates, conectar a internautas, potenciar los recursos publicitarios o repartir paquetes al puro estilo Amazon, beneficiando a muchas organizaciones.

4. Blockchain. A nivel de finanzas y transacciones, tu compañía no debería perder la pista a un fenómeno en pleno florecimiento como es el Blockchain. Este fenómeno forma parte del top 10 de tendencias tecnológicas para el 2017 que está a punto de comenzar y está vinculado de manera especial a la moneda virtual Bitcoin. Presenta oportunidades, sobre todo, para el sector bancario. De hecho, está previsto que la mayoría de los bancos acaben adoptando soluciones Blockchain antes del cambio de década, motivados por el impulso en datos referenciales, pagos al por menor, créditos al consumo, trade finance y créditos a empresas. Pero eso no es todo. El Blockchain también tiene salida en el ámbito de los seguros.

5. La realidad virtual (y la realidad aumentada). Empuje es algo que le sobra también al binomio de realidad virtual y realidad aumentada. ¿En qué se diferencian la una de la otra? Básicamente, según establece el analista Tuong H. Nguyen, “la RA es la combinación de lo físico y lo digital”, mientras que “la RV es 100 % digital”. Es decir, que en la realidad virtual toda la situación que se experimenta es fruto directo de una recreación. En todo caso, ambas realidades van en ascenso fuera y dentro de la empresa, con opciones de popularización a corto plazo para la virtual y a más largo recorrido para la aumentada, que podría poner en jaque incluso a los smartphones. Hay quien ha declarado ya a 2017 como el año de la realidad aumentada. Será cuestión de tiempo que entre ella y la realidad virtual muevan 162.000 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor