5 tendencias tecnológicas para las pymes durante 2009

ERPSoftware

Las pymes tendrán este año que apretarse el cinturón en sus presupuestos tecnológicos, por eso ofrecemos aquí cinco tendencias para el 2009 que todas las empresas del midmarket deberían tener en cuenta.

Con unos presupuestos que se esperan sean de lo más austeros este año, los propietarios de pequeñas y medianas empresas van a tener que pensarse mucho dónde ponen su dinero para seguir siendo competitivos. Muchos analistas creen que a las tendencias más modernas, como la publicidad en el móvil, les quedan aún unos años para poder ofrecer un retorno de la inversión inmediato a las pymes. Tecnologías como la virtualización y la proliferación de dispositivos portátiles conectados a Internet podrían muy bien adaptarse a las necesidades de estos negocios.

1. Informática en la nube

Por decirlo de una forma sencilla: la informática cloud permite a las pymes acceder a tecnología empresarial al mínimo coste y a una mayor accesibilidad. En los últimos años, veremos cómo la informática en la nube sigue expandiéndose. La razón es que este tipo de infraestructura permite a un gran número de sistemas en red compartir infraestructura tecnológica, liberando a los propietarios de pequeñas empresas de las limitaciones que imponían los ordenadores locales o remotos. Permite también a las compañías del midmarket reducir los costes de infraestructura tecnológica de instalación interna y transferir las aplicaciones del día a día a la nube desde sus puestos de oficina.

La informática cloud es particularmente atractiva para las pymes porque supone una reducción de la inversión en infraestructura y hace posible la utilización de servicios alojados en la Web como si fueran los servicios de electricidad o agua –pagando sólo por lo que consumen-. Pero John Sloan, analista de Info-Tech Research Group, compara el mercado de la informática cloud con “la fiebre del oro”, y dice que las pymes necesitan aún conocer algunos de los problemas que no resuelve la nube.

“La atracción por la nube que existe en estos momentos es muy parecida a la atracción hacia los procesos distribuidos. Ofrece la oportunidad de hacer cosas con un umbral mucho más bajo de inversión que el que se creía hasta ahora posible”, comenta Sloan. “De la misma forma que las pymes lideraron el cambio hacia los procesos distribuidos en los noventa, creo que existe una oportunidad de que una compañía como Zoho demuestre cuáles son los beneficios de un umbral reducido”.

2. Virtualización

La virtualización está teniendo un gran éxito por los ahorros tecnológicos que supone su despliegue, tanto en infraestructura como en simplificación de la gestión. En esencia, la virtualización te permite transformar hardware en software: hace que un ordenador se encargue de hacer el trabajo de múltiples ordenadores compartiendo los recursos de un único ordenador a través de múltiples entornos. Los servidores virtuales y los sobremesas virtuales te dejan alojar varios sistemas operativos y múltiples aplicaciones de forma local y en puestos remotos, lo que supone una liberación de límites físicos y geográficos.

Además, ahorrarás dinero en energía y reducirás gastos en recursos de hardware. Construir una infraestructura virtual puede a menudo hacer que los recursos disponibles aumenten, que la gestión del escritorio mejore, que se aumente la seguridad y que se mejoren los procesos de recuperación de desastres. Vendedores como VMware y DataCore ofrecen desde hace poco paquetes de virtualización dirigidos al mercado de la pyme, así como el fabricante de chips IBM. El presidente y CEO de DataCore, George Teixeira, dice que el software es un “recurso renovable” dentro de las pymes, ya que les ofrece años de retorno de inversión.

3. Adopción de portátiles y netbooks

Este año, por primera vez en la historia, la venta de portátiles ha superado a la de equipos de sobremesa. Los atractivos portátiles y sus primos menos potentes, los coloridos netbooks, han crecido en prestaciones como autonomía de la batería y durabilidad en el tiempo. Sobre todo los portátiles se ven cada vez más como sustitutos de los sobremesas, con memoria y potencia suficiente como para superar las contingencias de la oficina y de la vida en movimiento.

Los netbooks, por el contrario, deberían tratarse más como grandes teléfonos inteligentes que como pequeños portátiles. A menudo carecen de la potencia informática que se necesita para hacer funcionar varias aplicaciones al mismo tiempo, sin interrupción o ralentización, por no hablar de las videoconferencias. Antes de comprar un netbook, piensa en si es la mejor máquina para mejorar la eficiencia de la compañía y no pienses sólo en el ahorro de dinero.

Es importante recordar también las limitaciones que los portátiles tienen. Cuando no están rodando por aeropuertos o conferencias, los portátiles necesitan periféricos como teclado, un monitor mayor y un ratón para la oficina.

Otro problema que conviene tener en cuenta antes de comprar un portátil es que a menudo se pierden o pueden estropearse fácilmente con los golpes.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor