5G, la tecnología de futuro que se diseña en el presente

5GEmpresasMovilidadOperadoresRedes

Su expansión empezará a partir de 2020-2030, pero la quinta generación de tecnología inalámbrica ya se está diseñando… y Europa quiere ser líder mundial.

¿Cómo será el mundo en 2020? ¿Cuáles serán las tendencias que definirán la sociedad digital de la siguiente década?

Para que las predicciones tengan más posibilidades de acertar, hay que buscar una continuidad lógica a las tendencias actuales. Así, es probable que en los próximos años más y más aparatos se conecten a la red, desde coches hasta neveras.

IDC estima que en 2017 llegarán al mercado 2.460, 5 millones de dispositivos conectados. La consultora sólo menciona en su análisis a los mercados de PC (de escritorio y portátil), tablets y smartphones. No extrañará que la cifra se multiplique al incluir los wearables y electrodomésticos, entre otros.

También es bastante probable que los modelos de negocio sean radicalmente diferentes a los actuales. La conectividad masiva llegará a negocios verticales que cambiarán de raíz la cultura social actual. Imagine por un momento la combinación de tecnologías como Big Data, Cloud y dispositivos que se visten en el segmento sanitario.

El acceso móvil a internet se convertirá en algo fundamental para hacer negocio en todas las industrias.

La capacidad y velocidad de la red será determinante para conseguir una conectividad de “distancia cero” entre el usuario y las máquinas conectadas, independientemente de donde estén. Los gestores de las redes del futuro ya han empezado a diseñar la tecnología capaz de soportar este hercúleo tráfico móvil de las próximas décadas. La respuesta es 5G.

Diseñando 5G

Huawei lidera la inversión en la quinta generación de red inalámbrica en Europa. Lleva investigando desde 2009. Su apuesta se ha consolidado recientemente, con la inversión de 600 millones de dólares adicionales.

La compañía china se ha rodeado recientemente de sus socios en Munich para debatir en torno a 5G. El 5G Summit ha sido el foro donde se han discutido las obligaciones y los retos que trae la quinta generación de tecnología inalámbrica.

La construcción y expansión de la próxima generación de red necesitará un replanteamiento, reestructuración y rediseño de los conceptos actuales. “Un cambio cultural”, nos comenta Wen Tong, uno de los top executives en el área de I+D de Huawei, que ha liderado la investigación del 5G desde el inicio, con 700 expertos a su mando.

Tong no quiere dar detalles específicos sobre el momento de la investigación en que se encuentran, ni sobre las apuestas de Huawei para los retos que plantea 5G. Habla en términos generales.

Será un proceso tan largo como la transición del 3G al 4G, vaticina David Kennedy, de Eurescom. “Algunos dicen que costará más porque hay que adaptar la infraestructura. Otros creen que será más fácil porque ya sabemos a lo que nos enfrentamos”.

Pero el futuro no es fácil de predecir. “Cuando diseñamos el 4G ni siquiera existía el iPad”, nos comenta uno de los ponentes.

Lo que está claro es que la construcción de la próxima generación requiere enormes esfuerzos para que pueda soportar 1.000 veces más capacidad de red que la actual y un enfoque en el M2M que soporte una conectividad masiva. También la reunificación de estándares para unificar el acceso a la red.

Thibaut Kleiner, representante de la Comisión Europea, añade más retos: la reducción de la latencia, el aumento de la seguridad y la eficiencia energética y económica.

Sigue aquí

Los partners de Huawei en su aventura 5G

partners

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor