8 trucos para evitar los estragos de los SMS Premium

Seguridad

Si has caído en la trampa de los mensajes de texto que te cobran por cada recepción, no te preocupes, Kaspersky Lab nos cuenta cómo dar marcha atrás.

Los ciberdelincuentes cuentan con diversas técnicas para engañar y estafar a los usuarios informáticos. Y, quizás, una de las modalidades más molestas la constituya aquella conformada por los servicios de SMS Premium.

Fuente-Shutterstock_Autor-bloomua_SMS-mensajeAl provocar la suscripción de más y más personas a servicios de mensajes de texto cuya recepción cuesta dinero al titular de la línea afectada, los cacos 2.0 pueden hacerse de oro. Lo peor es que, a veces, el alta se produce sin que el dueño del dispositivo se entere, con la actuación de troyanos como Funtasy, del que os hablábamos recientemente.

En cualquier caso, si crees que estás siendo víctima de una de estas campañas malignas, hay una serie de pasos que deberías seguir para desvincularte totalmente de ella… y también para evitar caer otra vez en sus redes.

Esto es lo que hay que hacer, según nos explican desde Kaspersky Lab:

1. No esperes a comprobar el importe de la factura ni dejes de tomar medidas de protección si el precio no excede demasiado a tu consumo habitual. Si sospechas que estás siendo víctima de una estafa, compruébalo con este simple truco: “los SMS Premium se envían desde números que empiezan por 79“.

2. Si has verficado que te están llegando mensajes de texto de este tipo, ponte en contacto de forma inmediata con tu operadora de telefonía. Llama al servicio de atención al cliente y “solicita la baja de todos los servicios de SMS Premium“.

3. La forma que los propios servicios premium ponen a disposición de los usuarios para efectuar la baja es devolver un SMS al número del remitente con, precisamente, la palabra “baja”. Los expertos señalan que el importe de este envío “es gratuito y en muchos casos tiene éxito”.

4. En caso de no haberte suscrito de forma voluntaria, puede que todavía estés a tiempo de recuperar lo que has perdido por el camino. Kaspersky anima a redactar una reclamación y remitírsela a la operadora con la que has contratado el servicio móvil “manifestando que nunca pediste ese servicio [Premium] y que quieres que te devuelvan el dinero”.

5. Eso sí, es posible que desde la compañía de telecomunicaciones hagan oídos sordos o se desentiendan del problema. Si la operadora en cuestión “no quiere devolverte el dinero o no te contesta pasados 30 días, acude a la Oficina de Consumo de tu Comunidad Autónoma para que la Junta Arbitral tome cartas en el asunto”.

6. Pagar para después reclamar puede ser una decisión más inteligente que pasarse a la lista de morosos. Kaspersky recuerda que es “complicado” ejercer el derecho a no abonar algo que consideras que no has contratado porque implica que “la compañía calcule nuevamente la factura retirando esos importes”.

7. Más allá de los litigios con el proveedor del servicio de SMS Premium y con la propia compañía telefónica, hay un elemento que siempre debería estar presente en el uso tecnológico: el sentido común. Como siempre, se recomienda desconfiar de productos y páginas que no se conocen, no pinchar en enlaces para los que dudas sobre qué pueden contener y nunca dar a terceros “tu número de teléfono salvo cuando sea estrictamente necesario”.

8. Por último, tener activada una solución antimalware en tu dispositivo móvil podría ayudarte a bloquear actividad no deseada o, directamente, a “evitar la descarga de apps maliciosas” que después te pueden acabar metiendo en líos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor