857.000 niños españoles corren riesgo de convertirse en adictos a Internet

Cloud

Hasta un 20 % de los españoles entre 4 y 16 años estarían en riesgo de desarrollar una conducta disfuncional en referencia al uso de Internet, lo que supone la tasa más elevada en toda Europa. Además el análisis cuyos datos y conclusiones os damos a conocer a continuación indica que más de 60.000 de estos jóvenes ya podrían considerarse adictos a la Red.

Mientras en los últimos años ha aumentado exponencialmente el número de usuarios de dispositivos móviles también descendía la edad a partir de la cual se accedía al uso de smartphones y tablets y en consonancia se integraba en los hábitos de los más jóvenes la navegación por la Red.

Si en los adultos se han dado casos de desarrollo de dependencias de Internet los menores de edad son los siguientes en comenzar a dar síntomas de ello y tal y como pone de relieve un estudio elaborado por Kelisto hasta un 21,3 % de los 4 millones de españoles entre 4 y 16 años que habitualmente se conectan a Internet están en riesgo de desarrollar adición a la Red. En comparación el índice medio en Europa de esta conducta es del 12,7 % con lo que estamos hablando de casi duplicar dicha tasa. A continuación de España se situarían Rumanía (16 %) y Polonia (12 &) mientras que en el extremo contrario se situarían Islandia (7,6 %) y Alemania (9,2 %).

Esta conducta supone hábitos como el de pasar más de 18 horas semanales jugando con el ordenador, 14 horas semanales interactuando en redes sociales o tener más de 500 “amigos” online. Más de 857.000 niños y jóvenes españoles podrían verse afectados pero el dato más preocupante es que más de 60.300 adolescentes ya muestran rasgos de adicción a Internet: pérdida de control sobre el uso de la Red, aislamiento, disminución de las relaciones personales, carencias en la realización de actividades escolares, descuido de hábitos higiénicos…

La batalla entre el tiempo que los menores españoles pasan ante la “caja tonta” o la “caja lista” aún presenta un tanteo superior en el caso del televisor (1,96 horas diarias) pero progresivamente desciende en favor del ordenador, y en concreto del acceso a Internet, alcanzando ya 1,60 horas diarias.

El estudio de Kelisto traza un perfil del joven adicto a Internet: adolescente de mayor edad además de hijos de padres con menor nivel educativo. Por otra parte se duplica el riesgo de desarrollar adicción a Internet entre los que juegan online y los que apuestan en la Red. Al contrario, cuanto más se usa el ordenador para tareas educativas menos síntomas de esa adicción se desarrollan.

Es innegable que para ayudar a estos elevados índices ha sido determinante la proliferación de la presencia de dispositivos con conexión a Internet en los hogares. En España en más de la mitad (54 %) de los hogares hay al menos un ordenador además de una media de 3,64 dispositivos (lo que incluye teléfonos móviles y tablets). Los padres además habían contribuido con una mayor permisividad del uso de la tecnología como elemento de ocio en lugar de incidir en el uso con fines educativos. Podría decirse que hemos evolucionado desde la generación “educada” por un televisor a la que ha visto la videoconsola doméstica como “niñera” y ahora estaría desarrollándose la “generación Internet” en la que es el acceso a la red a través de smarphone, tablet u ordenador la que pasa un tiempo cada vez mayor conectada a estos dispositivos.

vINQulo

Kelisto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor