9 de cada 10 personas que usan móviles personales en la empresa no protegen la información corporativa

CiberguerraEmpresasMovilidadSeguridadSmartphonesTabletasVirus
0 3 No hay comentarios

Así lo revela Kaspersky Lab, que recomienda aplicar la filosofía BYOD apoyándose en soluciones integrales y contando en el equipo de TI con expertos en movilidad, entre otras cosas.

Dispositivo móvil y empresa no son términos que deban plantearse como enemigos irreconciliables, ni siquiera cuando ese dispositivo es propiedad de los empleados.

El fenómeno BYOD, que significa Bring Your Own Device o “trae tu propio dispositivo” a la oficina, está comenzando a calar entre los profesionales, por lo que cada vez serán más las compañías que integren en sus redes corporativas terminales que no son suyos y con los que su plantilla puede trabajar.

Pero eso no debería hacerse a la ligera. Desde Kaspersky Lab advierten de la necesidad de aplicar medidas de seguridad efectivas para evitar filtraciones de datos.

Sus consejos consisten en contar con profesionales de TI expertos en temas móviles, recurrir a soluciones integrales, realizar auditorías, pasar una fase piloto y diseñar el BYOD como un proyecto en sí mismo. También hay que contar con recursos que permitan acometer borrados en remoto de la información corporativa en caso de necesidad.

No en vano, según una encuesta de esta propia compañía y B2B International, un 36% y un 34% de los usuarios guardan en sus móviles y tabletas archivos de trabajo e emails también de trabajo, respectivamente. Un 18% almacena asimismo las propias credenciales de acceso al correo. Y hasta un 11% las redes, VPN incluidas.

Todo esto quedaría en riesgo si el empleado pierde el dispositivo en cualquier parte a causa de un descuido o acaba siendo víctima de un robo planificado.

Desde Kaspersky Lab también explican que, a pesar de que casi la mitad de la gente que posee un dispositivo móvil en España lo usa para trabajar, no todas las personas toman medidas de seguridad, ni mucho menos. La realidad es que sólo el 11% se molestaría en asegurar los datos corporativos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor