¡Al rico buscador semántico!

Empresas

WolframAlpha abre la veda para la migración de las herramientas de búsqueda hacia los parámetros de la web 3.0: “Es el momento de matar a los 10 links azules”.

La web 3.0 será semántica… o no será. Los buscadores del futuro ya no serán buscadores, sino pequeños oráculos de Delfos que responderán a las cuestiones que torturan a sus usuarios. ¿Cuánta es la distancia entre Nueva York y Alaska? El site dará los kilómetros completos.
WolframAlpha, cuya puesta de largo para el público fue el pasado lunes, 18 de mayo, es el punto de arranque de esta carrera que podría acabar con Google. “Por lo de ahora, WolframAlpha contiene más de 10 trillones de piezas de datos, más de 50.000 tipos de algoritmos y modelos y capacidades lingüíticas para más de 1.000 dominios”, explicaban entonces en el portal de búsqueda de información.
Por el momento, su uso no es tan eficiente como podrían esperar sus usuarios. El nuevo buscador se vende como una herramienta que responderá de forma precisa a todas las preguntas de los internautas pero, de todas las peticiones de información realizadas por Silicon News, únicamente fue capaz de responder a las relacionadas con distancias entre dos puntos geográficos.  El resto de los datos conseguidos eran más similares a las entradas de un diccionario que a las respuestas a una pregunta.
A pesar de este aparente fiasco, el lanzamiento de WolframAlpha ha levantado la veda de los buscadores semánticos, que se han convertido en lo último que toda herramienta de localización de información debe tener y en la secreta esperanza de todos aquellos que no son Google para empezar a hacerle sombra.


Kumo, el buscador que Microsoft prepara y que podría llegar a los navegadores de los internautas la semana próxima, incorporará, gracias a la compra en el pasado de Powerset, pero no será el único.
Yahoo! 3.0
Yahoo! acaba de confirmar en una rueda de prensa que está trabajando en una mejora de su herramienta de búsqueda para implementar las respuestas dadas a las peticiones de sus usuarios, como recoge The Wall Street Journal.
Así, los usuarios tendrán un plus a sus peticiones incorporando la información complementaria que los internautas pueden necesitar. El vicepresidente de la californiana, Larry Cornett, ha situado en los próximos meses la llegada de la mejora al gran público.
“Es el momento de matar a los 10 links azules”, explica a Cnet el jefe de Yahoo! Labs y máximo responsable de herramientas de búsqueda, Prabhakar Raghavan. “Queremos dejar la recuperación de documentos como centro de la búsqueda”, a favor de un giro hacia el intento de búsqueda del usuario.
¿Será por tanto la búsqueda semántica el futuro de las búsquedas? ¿O se quedará todo en un intento que no llega a nada? Los usuarios están acostumbrados a ciertos protocolos y comportamientos de búsqueda, por lo que cambiar de sistema de petición o de recepción resulta complicado.
Cuil intentó cambiar el comportamiento del usuario agrupando los resultados por familias. El listado final se organiza “por el contenido de cada página, no por su popularidad”,  pero aún así no ha conseguido penetrar en la vida de los usuarios. El buscador, muy sobrio en su diseño, se ha quedado en otra página que nace y quizás muere en la red sin mucha más pena ni gloria.
WolframAlpha tendrá que espabilar si no quiere recoger su testigo. Otros buscadores han intentado antes convertirse en el buscador semántico, pero no han conseguido que su nombre transcendiera más allá de ciertos iniciados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor