¡Atención!: los datos corren peligro en el campo jurídico

Seguridad

La ausencia de una política de gestión de información clara para soportes digitales y analógicos pone en una situación poco optimista a la información personal.

Qué se hace con sus datos es una de las principales preocupaciones de los españoles: los datos judiciales son unos de los más sensibles y los que podrían generar más problemas. Fellowes, especialista en destrucción de documentos, alerta: “muchas de estas organizaciones no cuentan con una política clara de gestión, almacenamiento y destrucción de los documentos”.
La empresa ha analizado cómo gestionan el almacenaje de documentos en despachos de abogados, asesorías legales y fiscales, juzgados y aquellas compañías relacionadas con el ámbito jurídico en el país y ha llegado a conclusiones alarmentes.
No sólo se carece de políticas de gestión, sino que además en “la mayoría de los casos” no se cumple la ley de protección de datos. “La mayoría de estos documentos contienen información personal lo que demuestra la falta de concienciación de este sector hacia la protección de los datos de los particulares”, denuncia el director general de Fellowes Ibérica, Héctor Barak.
La destrucción es la solución más acertada, como concluye el informe de la compañía, y no sólo debe afectar al soporte analógico. Los datos también se encuentran en CDs, DVDs y memorias externas que deben ser también dañadas para que los datos no puedan ser recuperados.
Con información tan personal como el número de identificación, el teléfono o la fecha de nacimiento, la suplantación de identidad es posible y factible, lo que permite la realización de delitos de forma impune.  

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor