“El objetivo únido ha ido encaminado a obtener la viabilidad de la fábrica”

Empresas

A pesar del acuerdo alcanzado con los sindicatos para sostener la factoría de Sony España, la compañía podría verse afectada por el Plan de Reestructuración Global de la firma.

Sony España ha firmado un acuerdo con los sindicatos que permitirá a su fábrica de Viladecavals, Barcelona, seguir operando al menos hasta 2010. De este modo, la compañía retira su expediente de regulación de empleo y asegura como mínimo 1.000 empleos de la media de 2.200 con los que trabaja la compañía, al menos por el momento.
La dirección global de la compañía anunció hace escasos días que tendrá que reestructurar su actividad, para hacer frente a los costes y que para ello despedirá a unos 16.000 empleados y cerrará unas cinco plantas de producción.”No sabemos aún que impacto va a tener en Europa el anuncio global de este plan”, reconoce el relaciones públicas de Sony España, Iván Ferrer, que asume que “podría afectar a todo el mundo”·.
La compañía se muestra, aún así, contenta con cómo están las cosas por el momento. Firma y trabajadores se han esforzado a partes iguales para alcanzar un acuerdo que facilitase la continuidad de la factoría catalana. “El esfuerzo ha sido por todas las partes”, reconoce Ferrer en una entrevista telefónica. “Cada uno tiene sus objetivos (sindicatos y dirección de la empresa), pero aquí el objetivo únido ha ido encaminado a obtener la viabilidad de la fábrica”, apunta.
En medio del clima general de despidos, ceses y cierres, la firma del acuerdo entre sus empleados y Sony España puede sorprender, en principio, y ser tomado como ejemplo de un esfuerzo diferente. Ferrer apunta, por el contrario, a que son, únicamente, ejemplo de un ejercicio de “responsabilidad por todas las partes”.
Por el momento, la compañía no ha recibido ningún tipo de ayuda de las administraciones públicas. “Este paquete de medidas es propio”, reconoce el relaciones públicas de la casa, que explica que se pueden alcanzar acuerdos con la Generalitat en un futuro (“es una de las muchas posibilidades”) en materia de innovación.
Futuro y condiciones
El acuerdo firmado con los trabajadores asegura la supervivencia de la fábrica hasta 2010 y la producción de un millón y medio de televisores LCD (producto que crean los empleados de la factoría española de forma paralela a lo que sucede en la eslovaca). Nada se sabe aún de lo que sucederá cuando expire este período de tiempo.
“Primero lo que tenemos que hacer es asentar las bases”, asegura Ferrer, que reconoce que el mercado es cada vez más cambiante y volátil y los tiempos más cortos.
“El corto plazo son cuatro meses y el largo plazo son dos años” , explica.”Más allá es ciencia ficción”.
Para asegurar estos dos años de trabajo, los trabajadores han aceptado que se congelen sus sueldos y que se amplíe en 40 horas anuales su jornada laboral. Esta ampliación reequipara a los trabajadores de la fábrica con sus compañeros de almacén ya que, en virtud de un convenio firmado hace unos años, los empleados de la factoría cumplían una jornada anual de 1.728 horas frente a las 1.768 de sus colegas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor