“El software libre a estas alturas es parte de la solución”

CloudSoftware

El presidente de Hispalinux, José María Lancho, explica: el SO libre es beneficioso por dos vías, ahorra costes y genera inversión en I+D.

Poco después de la celebración del Día del Software Libre y poco antes del anuncio de la Administración Zapatero de equipar con ordenadores portátiles a todos los escolares, Silicon News tuvo la oportunidad de hablar con el presidente de Hispalinux, José María Lancho, para analizar en qué estado se encuentra el SO libre en el país.
En primer lugar, ¿desde la fundación estáis de acuerdo con la visión que Red Hat tiene de la situación del SO libre en España? La compañía ha colocado segundo al país en actividad de código abierto  y sólo superado por  Francia.
Sólo precisar que somos una Asociación, nos sostiene exclusivamente la libre actividad de los socios, unos 7000 actualmente. La situación es diferente para las fundaciones que se deben en sus medios y fines a un patrimonio económico dotacional.
Hecha la precisión, el informe de Red Hat me parece una pieza importante en ese puzzle abierto que es la comprensión, cuantitativa y cualitativa, de los recursos informáticos. Es muy difícil que un ciudadano medio realice una actividad que implique tecnologías digitales y no recurra en parte o en todo a servicios prestados sobre software libre.
Los índices que utiliza Red Hat para alcanzar sus conclusiones son sin duda originales y resultan una buena propuesta y una buena aportación para tener una idea aproximada de la situación, pero resultan muy volátiles. Estructuras mucho más dotadas como las Administraciones Públicas podían ofrecer datos mucho más precisos y aportar índices fiables que ayudarían a racionalizar su propia gestión y a optimizar sus propios procesos regulatorios.
Cuantificar esto, denominémosle tecnometría, está pendiente en España donde los datos, incluso los relativos a las Administraciones Públicas, son incompletos y difíciles de manejar, y esto muchas veces por causa deliberada, pues a parte de nuestra Administración le sigue disgustando la sensación de control.
¿Cómo veis vosotros a España en uso de software libre?
Si bien el contexto no es fácil, pues tenemos un Estado bajo una férrea cautividad tecnológica (me refiero al monopolio de facto de Microsoft en las Administraciones Públicas), las incuestionables ventajas técnicas de muchas soluciones informáticas en código fuente han abierto brechas fundamentales en el sector privado, donde mucha industria informática nacional se ha posicionado en ese modelo de negocio.
Las soluciones informáticas abiertas han sido decisivas para acortar la brecha digital de comunidades autónomas como Andalucía y Extremadura, que han servido de modelo a muchos otros procesos similares en nuestro país y una verdadera referencia nivel mundial. La perspectiva es muy buena pero conviene no olvidar que mucho de lo conseguido siguen en juego, la persistencia de la brecha digital es el negocio de muchos,  es el entorno propicio de los monopolios y de la dependencia tecnológica.
¿Cuáles son los sectores con más penetración?
En muchos aspectos nos asimilamos a la situación de los países más informatizados de Europa, en cuanto a que muchos ámbitos tecnológicos fundamentales de nuestra economía y nuestra sociedad recurren preferentemente al esfuerzo de los programadores que comparten esta filosofía y que no se conforman con un mundo controlado por monopolios del conocimiento.
Por ejemplo Sendmail (bajo una licencia de tipo BSD) es el más difundido servidor de mail en Internet, Apache, que es el más común de los servidores red; BIND en el ámbito de los servidores de de nombres de dominio, el lenguaje Perl que es uno de los lenguajes de programación más comunes (bajo GPL y Artistic License), etc etc, sin olvidar que prácticamente existe una solución libre para cualquier necesidad informatica.


Por parte de las administraciones públicas, destacaría la educación en Andalucía y Extremadura y la Administración Electrónica.
¿Creéis que la crisis ayudará a aumentar la penetración del SO libre? Se buscan alternativas que no generen costes y el software libre es mucho más económico que el propietario, tanto para las empresas como para los particulares…
El impacto económico global del software libre en el mundo quizá sea incalculable, pero un reciente estudio dirigido por la United Nations University  sostiene que el coste de reproducir desde una empresa el código libre existente supondría un esfuerzo de 12.000 millones de euros. Es decir, existen desarrollos informáticos valorados en más de 12.000 millones de euros libremente accesibles, multiplicables, desarrollables por Administraciones, empresas y particulares.
Estas herramientas pueden usarse para cualquier fin lícito y son soluciones en continua evolución y perfeccionamiento, con unos 131.000 desarrolladores de primer nivel participando en ese proceso. Además, a penas hay riesgo de virus pues estos prácticamente no existen en los entornos libres a diferencia de otros entornos. La crisis puede ayudar a reconocer una oportunidad tecnológica de primera magnitud precisamente en el software libre, porque está claro que a estas alturas es parte de la solución.
Y la mejora llega  por doble vía además: menos costes para empresas y Administraciones Públicas y verdadera Investigación y Desarrollo de la insdustria informática de nuestro país. La tecnología dominante no invierte en I+D en nuestro país y su costeamiento supone que en definitiva pagamos muy caro por mantener nuestro retraso tecnológico, no adquirimos transferencia de tecnología real, sino que alquilamos el uso de unos programas cerrados que no podemos desarrollar porque están cerrados.
¿Es el apoyo de la Administración suficiente?
No niego que hay inquietud en ámbitos de la Administración española, hay lucidez y hay grandes expertos, pero el incumplimiento generalizado de los principios de compras públicas hace que ninguna tecnología distinta de la del monopolio.
Llamar concurso público a la compra de los productos de una determinada marca es el tipo de derecho que tenemos en este ámbito, después de años de dependencia tecnológica. Hay mucho que cambiar, aunque las leyes ya las tenemos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor