¿Es la crisis el mejor momento para contratar a nuevos directivos?

Empresas

En tiempos de crisis la contratación de directivos a “un coste razonable” es más factible.

En tiempos de crisis todos los acontecimientos semejan nefastos: recortes de plantilla, reducción de costes, congelación de sueldos, más trabajo y menos beneficios… Sin embargo, hay muchas empresas que están sacando provecho de esta situación y encontrando en el corazón de la crisis una oportunidad, como sentencia el proverbio chino.
Esta misma conclusión se desprende del último estudio de la consultora Leadmans, que advierte que precisamente los tiempos de crisis pueden ser favorables para contratar nuevos directivos.

La coyuntura actual está aumentando las exigencias de las empresas a la hora de contratar nuevos candidatos y éstos, a su vez, están cediendo a ocupar los puestos de trabajo con peores condiciones laborales.

Desde este punto de vista, las empresas pueden beneficiarse de este momento económico e “incorporar a su equipo directivos con experiencia a un coste razonable”, como explica Roberto Haig, consultor de Leadmans.

En el momento actual, muchos profesionales con larga trayectoria profesional están en el paro y pueden ser accesibles con mucha más facilidad. “Estos directivos pueden estar rápidamente disponibles, al contrario de lo que suele suceder en épocas de bonanza”, resalta Haig.

El sector TIC es de los menos afectados por el desempleo y, en estos momentos, la demanda del Project Manager Web 2.0 es la más solicitada por parte de estas empresas del sector tecnológico, según confirman desde la agencia de recursos humanos Adecco.

De sus aptitudes dependen la definición funcional del producto, el diseño de las labores de estrategia y las actividades de marketing de las compañías. Una serie de cualidades difíciles de reunir en un solo empleado por la versatilidad del puesto.

No obstante, los directivos, por su parte, muestran una actitud mucho más prudente a la hora de mudarse a una empresa diferente. Realizar un cambio de compañía en estos tiempos de inseguridad, conlleva un riesgo mucho más alto que en circunstancias normales.


Los empleados se vuelven mucho más conservadores y las decisiones se ralentizan. “En la segunda mitad del año hemos abierto procesos de selección de directivos en vano. Ante la incertidumbre del mercado, la mayoría de ellos se muestran recelosos a abandonar su empresa” afirma Alberto Martínez, gerente de Lantek SMS.

Más exigencias

Las empresas a su vez piden más productividad y versatilidad a sus empleados a un menor coste, como confirman desde Adecco en un comunicado a los medios. Por tanto, estas condiciones también entorpecen los procesos de contratación.

Las compañías deben centrar todos sus esfuerzos en elaborar una propuesta lo más completa y atractiva posible para el directivo con el fin de disipar al máximo los miedos y dudas de estos trabajadores líderes.

Ésta debe incluir como mínimo una información garantizada como el posicionamiento y los objetivos de la empresa, sus estrategias y el puesto concreto a ocupar, con su parte tanto retributiva, como de desarrollo, garantías de futuro, etc.

Por otro lado, incluso en esta coyuntura de recesión, un saneamiento en su cúpula directiva también puede ser beneficiosa para las empresas muy afectadas por ella y puede favorecer el futuro de la compañía.

Sobre los hombros de un CIO recaen las mayores responsabilidades decisivas para el funcionamiento eficiente de la empresa. Las principales áreas que el CIO debe dominar para el éxito futuro son: el liderazgo, la estrategia, el crecimiento y el desarrollo de talento.
Al mismo tiempo, un 85 por ciento de los dirigentes empresariales son los principales impulsores de la introducción de innovaciones en sus empresas para optimizar la productividad.

Cuidar personal interno

Apostar por nuevos talentos es importante, pero el valor de la plantilla actual nunca debe ser subestimado. En estos momentos, hay que incrementar su cuidado aún más.


El reciente informe del 2008 de Infoempleo verifica que este último año se ha triplicado el número de compañías que recurren a la promoción interna para cubrir puestos cualificados.

La presión sobre los directivos se está acrecentando en la recesión y la experiencia en la empresa es un elemento que cada vez adquiere más importancia como valor añadido para mejorar el rendimiento de la compañía.

La reconocimiento del mérito de los directivos no sólo debe considerarse en tiempos difíciles, sino que es una labor del día a día.
Esta apreciación positiva, además reportará beneficios a largo plazo, pues como señala el gerente de Lantek SMS, “si un directivo se siente motivado e integrado en el proyecto de la firma, cuando se le plantee la oportunidad de cambiar de compañía, tendrá en cuenta otro tipo de valores, pasando la retribución a un segundo plano”.

Las necesidades de las empresas aumentan y el rango de exigencia se intensifica. Encontrar al directivo adecuado no es fácil.
Las empresas del sector tecnológico no debe dejar escapar esta coyuntura para recuperar a buenos profesionales del desempleo, aunque sin menospreciar la verdadera valía de sus veteranos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor