¿Ha llegado el ‘Obamaefecto’?

Empresas

Una semana después de las elecciones europeas llega el momento de analizar en profundidad como usaron sus candidatos las redes sociales en campaña.

Las redes sociales pueden ser una gran arma política. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo comprendió cuando aún era candidato y ha sabido jugar con Facebook o Twitter para llegar a sus potenciales votantes.
Barack Obama usó la red creando incluso su propia red social y demostró un interés manifiesto por las nuevas tecnologías, convirtiendo la campaña en una auténtica elección 2.0. La red se convirtió en un arma política más que Obama supo continuar utilizando una vez ganadas las elecciones. Mónica Pérez de las Heras es la autora de El secreto de Obama y una de las expertas españolas sobre las herramientas de discurso del presidente. Pérez de las Heras confirma: “Obama sigue utilizandolas cada día”, como ya bien hizo en su campaña. La mitad de la recaudación de campaña llegó vía redes sociales.
A pesar de este éxito demostrado y a pesar de que Obama se ha convertido en el referente en el que todos los politicos españoles quieren mirarse, las elecciones europeas no se han jugado en las redes sociales. Los partidos españoles crearon sus perfiles en estos sites en cuanto constaron que Internet daba réditos, pero no han sabido aprovechar el tirón en las europeas.
Los partidos políticos no han aprendido la lección. Poco importa que el candidato socialista se haya reunido con Jim Margolis, asesor de la campaña por la presidencia de Obama. Los candidatos tuvieron una presencia más bien discreta en las redes sociales. Tuenti, la red española, no contaba con el perfil de ninguno de los candidatos, quedándose Facebook con las páginas de los políticos en carrera por el Parlamento Europeo.
El alumno que aprueba con mejores notas y el único con una campaña mínimamente potente en Facebook ha sido el candidato del Partido Popular, Jaime Mayor Oreja. Su perfil público tenía a 26 de mayo, 2.215 seguidores; el día de las elecciones, 3.034; y a día de hoy, una semana después, 3.396.


Mayor Oreja invitaba también desde su renovada página web a unirse a él en esta red de amistades, donde su estado no era actualizado en primera persona, sino por una tercera.
“Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, sin vuestra ayuda no hubiera sido posible el empujón en los medios digitales”, apunta en uno de sus últimos estados, tras el debate en TVE. “Seguimos en contacto por este medio, donde os iremos informando del día a día de Jaime”, alentaba en plena campaña. Ahora, con las elecciones ganadas, el perfil en Facebook del candidato se ha convertido en una manera más de publicar noticias relacionadas.
El candidato popular también tiró de cuenta en Twitter, siguiendoaJaime, y consiguió algún perfil para admiradores creado por simpatizantes. Los socialistas no han hecho un despliegue semejante para su candidato, Juan Fernando López Aguilar, utilizando en la campaña en Facebook su propia página genérica del Partido Socialista. Aún así, existe una página de admiradores del candidato, ligada a los socialistas, con 1.392 abonados a 26 de mayo, 1.410 el día de las elecciones y … 1.402 después de las elecciones del día 7.
López Aguilar cuenta con una poco recomendable exclusiva: entre los primeros resultados de la búsqueda de su nombre en el motor de Facebook se encuentra… el grupo “100.000 personas que sientan vergüenza ajena de Juan Fernando López Aguilar”. Por el momento, el candidato socialista puede respirar tranquilo. No tiene más que 475 personas en este grupo tan poco afín, poco más de 500 tras las elecciones.


“Los políticos españoles están copiando a Obama”, asegura Pérez de las Heras, “pero copian la tecnología” pero no el espíritu. ¿Estarán los más pequeños más avispados?
Otros grupos políticos
UPyD es uno de los partidos que más ha sabido tirar de Internet para llevar su mensaje. Como explicaba recientemente a las cámaras de NetMediaEuropa su presidenta, Rosa Díez, el partido no sería nada sin la red.
Su candidato no ha sido muy popular en Facebook. Francisco Sosa Wagner tenía el 26 de mayo 359 amigos y 392 el día de las elecciones. Tras la jornada electoral y a día de hoy 263 seguidores. Aún así, Sosa Wagner es quien ha tenido un perfil más elaborado, con contenidos en primera persona. Desde “hoy se publica un artículo mío en El Mundo que te puede interesar” hasta “las canas son la frágil espuma de lo que fueron nuestros recios cabellos”. Su perfil es, por tanto, el más personal de los candidatos a las europeas.
El resto de los partidos brillan por su ausencia corporativa en Facebook. Los nacionalistas Ana Miranda y Oriol Junqueras cuentan con grupos de seguidores, pero no con páginas personales. El candidato de Izquierda Unida y el de los demás partidos de cierta envergadura tampoco contaban con perfiles en la red social.
Obama ha dado un “empujón”, como apunta Mónica Pérez de las Heras, pero los partidos españoles se han quedado a medio gas en su aceptación de las redes sociales. “Tampoco es que la sociedad española esté preparada…”, reconoce la experta en el presidente estadounidense, que aún así predice que “poco a poco” se irá llegando a esos niveles.
Las europeas han sido una ocasión perdida, pero aún quedan muchas batallas electorales. ¿Habrán aprendido los políticos españoles la lección esta vez?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor