“Las emociones positivas tienen muchos beneficios para el rendimiento y la productividad”

Empresas

“Esta idea de hacer que el trabajo sea algo divertido e ha surgido en gran medida a partir de las empresas de nuevas tecnologías”, reconoce el fundador de Humor Positivo, Eduardo Jáuregui.

Brújula es la última tecnológica con la que han colaborado en Humor Positivo, una consultora especializada en llevar el sentido del humor a las empresas. Algo que en un primer momento puede parecer exótico y hasta disparatado, pero que es una tendencia de peso dentro del management empresarial y a la que se han apuntado muchas compañías, las tecnológicas a la cabeza.
Su cofundador, Eduardo Jáuregui, charla con Silicon News horas antes de que comience el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo, una suerte de santo patrón para su iniciativa en la que la consultora realiza acciones sobre humor y trabajo. Este año presentarán un plan de rescate a través del humor… y un rescate real de ejecutivos a la deriva en el lago del parque madrileño del Retiro.
“Los planes de rescate normalmente están orientados a rescatar bancos y empresas, incluso países enteros, nosotros lo que queremos es rescatar a las personas”, apunta Jáuregui. El cofundador asegura que no están frivolizando con la crisis, “no queda nada más que el sentido del humor” explica reconociendo los tiempos difíciles en los que se encuentra.
“Pedro Muñoz Seca dijo ante el pelotón de fusilamiento ‘me lo podréis quitar todo, pero hay una cosa que no me podréis quitar, el miedo que llevo encima’. No le quitaron el sentido del humor. A veces ese recurso es el último que nos queda”, reconoce.
– ¿Qué es exactamente la filosofía del humor en el trabajo?
Normalmente tenemos la idea de que el trabajo es algo rígido, solemne e incluso sufrido. Esta es la idea del contable, ¿está usted sonriendo?, no yo sufro, sufro. Incluso la misma palabra trabajo viene de una palabra latina que nombraba un instrumento de tortura. Pero en realidad los psicólogos han podido comprobar que las emociones positivas tienen muchos beneficios para el rendimiento y la productividad, incluso para la relación con las personas: con los compañeros, con los clientes… Esto revierte en mayor productividad y mejores ventas.
Estos beneficios hay muchas personas en el mundo de la empresa que lo tienen claro de forma intuitiva desde hace mucho tiempo pero cada vez son más los que lo quieren aplicar de una manera bastante consciente.
– ¿Qué papel han tenido las empresas de nuevas tecnologías en la aplicación del humor en el trabajo?
Esta idea de hacer que el trabajo sea algo divertido es algo que ha surgido en gran medida a partir de las empresas de nuevas tecnologías, en Silicon Valley precisamente. No es nada nuevo, en realidad, porque antes de la Revolución Industrial el ambiente de trabajo era más relajado, más en familia. Sin embargo, después de la Revolución Industrial, no ha sido hasta los años 70-80 que han empezado a surgir las empresas de tecnología y como eran gente joven se empezaron a plantear lo que se plantea la gente joven: Podemos hacer las cosas de manera distinta.
Eran gente muy innovadora, que no sólo empezaron a innovar con sus productos sino con el mismo modo de hacer empresa. Pues muchas de las primeras empresas de tecnologías hay casos muy conocidos como Apple o Sun Microsystems. En Sun había una tradición que creo que todavía sigue de gastarle bromas muy espectaculares el día de los inocentes a los directivos, como por ejemplo una vez que construyeron un Escarabajo dentro de la oficina de uno de los directivos.


En muchas empresas de tecnología se preguntaban: Quizás no es necesario venir con corbata, podemos venir con camiseta, incluso con nuestros bañadores, porque muchos estaban en California, incluso con su tabla de surf. Y aquí llegamos a Google, donde tienen costumbres muy divertidas.
Hay muchas empresas de este tipo, que han tenido éxito a pesar de lo que podía parecer una manera de trabajar que podría no parecer seria. Sin embargo no sólo han tenido una oportunidad como empresa sino también un éxito arrollador, como Google.
Esto ha sido en las tecnologías, que han sido los impulsores, pero se pueden encontrar muchos ejemplos.
– ¿Qué es humor en el trabajo, sus aplicaciones concretas?
El humor se puede aplicar de muchas maneras. Algunos de los beneficios que tiene… Por un lado, el humor es una de las mejores maneras de afrontar situaciones difíciles, es un método anti estrés. Ésta es una de las aplicaciones más claras. Otro asunto es el tema de la creatividad: se ha podido comprobar que después de experimentar una emoción positiva las personas son más creativas e incluso toman mejores decisiones. Hay que crear un entorno lúdico para estas situaciones.
Otra aplicación es el tema de la comunicación, el humor llama la atención, estimula la memoria y es más persuasivo. Y rompe barreras entre quien comunica y el público. Y otro ejemplo es el tema de las relaciones interpersonales: el humor une, cohesiona un grupo, y puede acercar a los clientes.
Y luego está el tema de la motivación: ir el lunes a trabajar, siempre va a ser lunes, pero siempre trabajas mejor si sabes que tienes un entorno divertido, que te permite ser tú mismo y ser espontáneo. Y eso te revierte más allá de tu sueldo.
– Hablabas de la mejora de la comunicación con los clientes, pero… ¿están ellos preparados? ¿Está preparada una Administración, que parece más gris, reaccionar bien ante una comunicación de este estilo?
Sí, en mi opinión sí. Te pongo un ejemplo que viene del mundo TIC. En una reunión de ventas con mucha gente en la sala vino todo un equipo, que tuvo un problema técnico. El ordenador no funcionaba. Se quedaron en una situación de glups… La directora de ventas tuvo un momento de iniciativa y se lanzó a improvisar. Colocó a su equipo de ventas de más bajitos a más altos, miró al público y le dijo: ‘éstas han sido nuestras ventas en los últimos años’. Ese momento de reciclar algo negativo impacta también: el humor no se trata de montar un circo, sino acercarse de forma divertida y eso gusta a todo el mundo.
Hay que hacerlo bien, claro, hay que intentarlo.
– ¿Qué es lo que empuja a las compañías a aceptar este modelo?
Hay datos que dicen que esto es posible, se puede hacer y triunfar a la vez. Si es posible debería ser un objetivo, una proyección. Si podemos hacer que una empresa funcione y además disfrute con ella, hay la responsabilidad de intentarlo. Otra cosa es que no salga, pero intentar que esto mejore me parece algo importante a lo que aspirar como modelo para mejorar el futuro de las empresas y casi de la sociedad, porque en el trabajo se pasan muchas horas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor