Las empresas se suman a la moda smartphone

OperadoresRedes

Silicon News analiza cuáles son las claves para seleccionar la mejor plataforma en función de cada demanda.

Los smartphones de última generación se han convertido en verdaderos aliados de los profesionales móviles, ya que permiten realizar llamadas, consultar el correo, navegar por la web, correr aplicaciones ofimáticas, de ocio y hasta utilizarse como GPS.
Sin embargo, elegir el dispositivo más adecuado requiere plantearse cuestiones como el soporte de tecnología móvil, la facilidad de navegación por la web o si el cliente de correo es Lotus Notes o Microsoft Exchange.
También es importante conocer el número total de programas o aplicaciones que soporta el dispositivo, tanto si han sido diseñados por el proveedor del sistema operativo como por terceros fabricantes.
Y no hay que olvidarse de la duración de la batería -imprescindible para los viajes de negocios- o si el teléfono inteligente cuenta con teclado alfanumérico o del tipo QWERTY, el más idóneo para escribir con un procesador de textos.
Plataformas disponibles
Aunque las diferencias en el hardware -velocidad del procesador, soporte de WiFi, GSM, UMTS, CDMA o si dispone de GPS, por ejemplo- son importantes, la clave para elegir un teléfono inteligente reside en las plataformas sobre las que corre.
Es decir, la productividad del smart phone dependerá en mayor medida del sistema operativo en el que se base y de las aplicaciones soportadas, y en menor medida del hardware siempre que éste sea de última generación.
Las plataformas de teléfono inteligente más extendidas son: Windows Mobile, BlackBerry OS, Symbian-Nokia N60, iPhone OS, además de ALP-Palm OS, Google Android y distintas versiones de Linux, estas tres últimas menos predominantes.
Windows Mobile, aplicaciones y familiaridad
En cuestión de operaciones de voz, e-mail y navegación web, Windows Mobile es una de las plataformas con mayor funcionalidad, contando además con la mayor base instalada de aplicaciones de terceros soportadas.


Para las empresas que diseñan sus propias aplicaciones también resulta interesante, ya que los desarrolladores pueden utilizar las mismas herramientas con las que seguramente están acostumbrados a trabajar.
Lo mismo sucede en términos de formación: los usuarios se harán enseguida a una plataforma similar a la del PC o portátil. Hay múltiples modelos de smart phones que corren con Windows Mobile, con opciones táctiles o no, con carcasa reforzada, teclado QWERTY o alfanumérico, etc. A fecha de noviembre, Windows Mobile ostenta aproximadamente un 12 por ciento de cuota de mercado global.
BlackBerry, todo un veterano
La mayoría de los profesionales móviles pensarán en BlackBerry a la hora de seleccionar una plataforma smartphone. Desde el principio, ha ofrecido sencillas pero completas funciones para sincronizar los dispositivos con el correo electrónico corporativo. Aunque no dispone de tantas aplicaciones de terceros como Windows Mobile, el fabricante de la plataforma -RIM- se está esforzando por avanzar en este sentido.
También permite elegir entre distintas opciones de terminal en función de cada gusto y necesidad, con las familias de modelos Pearl, Curve y 8800. Es una gran opción si no se tienen muchas necesidades de personalización y se demanda un uso del correo y navegación sencillos. Su cuota de mercado ronda el 17 por ciento a escala mundial.
Symbian, el poder de Nokia
Symbian es el sistema operativo móvil más extendido a escala mundial, con una cuota aproximada del 45 por ciento. Esto se debe a la popularidad del fabricante que acaba de adquirir la plataforma: Nokia, con más del 50 por ciento de cuota de mercado mundial en telefonía móvil.
Tras la compra de Symbian, la compañía finlandesa ha anunciado la apertura de su código fuente, una estrategia esencial para captar la atención de los desarrolladores y ampliar el número de aplicaciones empresariales disponibles. Aunque su presencia en Europa está muy extendida al igual que en Japón gracias a NTT Docomo, no sucede lo mismo en EE UU.


Nokia considera smartphones todos los modelos que corren con la versión N60. Hay otros fabricantes que se basan en Symbian -como Samsung, Motorota, LG, BenQ o Sony- y probablemente habrá cada vez más.
iPhone OS, listo para despegar
Diseñado por Apple a partir de extensiones Mac OS X, el sistema operativo iPhone ha logrado hacerse un importante hueco de mercado en algo más de un año. Aunque considerado plataforma smart phone, su uso en el ámbito corporativo aún no está muy extendido.
La llegada de la versión iPhone OS 2.0 en julio de este año pretende cambiar esta situación, ya que simplifica el diseño de todo tipo de aplicaciones por parte de terceros e incluye servicios como la conexión con Microsoft Exchange o MobileMe, aplicación para sincronizar los iPhone con el correo, calendario y contactos de cualquier PC o Mac.
Palm OS, Android y Linux
Palm OS ha sufrido una transformación tras su compra por parte de la compañía japonesa Access. Ahora se denomina Access Linux Platform (ALP) y combina antiguos elementos de Palm OS con especificaciones técnicas del consorcio Linux Phone Standards Forum.
Por su parte, Android OS es el nuevo sistema de Google para los teléfonos inteligentes Android; basado en Linux y Java, por el momento sólo se comercializa en EE UU para el mercado de consumo, aunque habrá que esperar para comprobar si da el salto al ámbito corporativo. Finalmente, Linux se utiliza en distintas plataformas smart phone desarrolladas por fabricantes como NEC, Panasonic o NTT Docomo, con mayor presencia en Asia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor