“Los usuarios están buscando la mejor tecnología posible, en tiempos buenos y en tiempos difíciles”

Empresas

El director general de Intel Iberia, Brian González, reconoce: “La caída refleja directamente el clima económico difícil”.

Sin perder la sonrisa, a pesar del chaparrón que está cayendo sobre la empresa, el director general de Intel Iberia, Brian González, ha recibido a Silicon News y ha explicado cuáles han sido las causas de los resultados recientemente presentados por la compañía.
“La caída refleja directamente el clima económico difícil”, asegura, lo que convierte a Intel en un víctima más de una coyuntura económica cada vez más complicada. El responsable de la firma en España, aún así, no pierde el optimismo. “La tecnología, como un motor importante de la economía, no ha cambiado”.
– ¿Tienen los resultados que acaban de presentar un sabor agridulce, es decir, una parte positiva y otra negativa? No sólo han dado una cifra muy negativa y llamativa, con el -90% de ingresos netos, la cifra anual es mucho más moderada, con un -2%…
Hay que valorar el año entero. El 2008, el Q4, fue un final débil porque fue un año bastante fuerte. Entonces, en este sentido, es en los resultados del cuarto trimestre, ahí es donde sí vemos que se marca una caída bastante importante en los ingresos basado principalmente en la bajada de demanda y también en inventarios, que han sido reducidos en el cuarto trimestre.
– ¿Podemos concluir entonces que es un trimestre malo en medio de un año no tan malo?
La caída que hemos visto refleja directamente el clima económico difícil: En eso nosotros nos encontramos, igual que otros miembros del sector, y nos impacta a todos.
– ¿Podemos encontrar otra causa más allá de la crisis de estos malos resultados? ¿O es la crisis y sólo la crisis?
La crisis en si trae con ella una falta de confianza, que lleva a ciertas acciones: consumidores que consumen menos, inventarios que son más pequeños de los que se acostumbra…La crisis en si es parte y es reflejada por una confianza que impacta en las compras. Esto se ve a nivel de consumo, se ve también en las grandes empresas y ha sido un impacto que se ha visto mundialmente.
Hemos tenido ciclos anteriores parecidos, estamos ahora viviendo este ciclo y saldremos de éstos. La tecnología, como un motor importante de la economía, no ha cambiado pero si verdaderamente que estamos en un momento que donde quiera que ves encuentras impacto económico.
– Intel tiene una trayectoria muy larga y, como comenta, ya ha habido crisis anteriores, por las que ustedes han pasado. Desde la experiencia de su compañía, ¿podría predecir cuánto durará esta crisis, especialmente en el campo de la tecnología?
Es difícil decir eso. No puedo dar ese tipo de previsiones, pero si puedo decir que en este clima económico es importante seguir invirtiendo en el futuro, es importante sacar nuevos productos, es importante ayudar a los usuarios a llegar a usar la tecnología para educación, para comunicación, para entretenimiento.


Los usuarios están buscando la mejor tecnología posible, en tiempos buenos y en tiempos difíciles. Y el sector tiene que seguir invirtiendo, tenemos que tener programas de formación, tenemos que ayudar a los sectores públicos y tenemos que ayudar a las pymes. Hay mucho trabajo que hacer, tal vez ahora más que nunca. Pero en cuanto a poder decir en cuanto va a entrar o salir o va a cambiar el clima económico, es muy difícil.
– En este sentido, los poderes públicos están concentrando en otras industrias el apoyo económico dado a través de ayudas e inyecciones de capital, no siendo la tecnología uno de los más beneficiados. ¿Cree que se podría hacer más desde la Administración?
Siempre es importante para cualquier economía, para ser competitivos, para llegar a nuevos mercados, apoyar a los sectores tecnológicos. En España, se ve también y hemos visto que eso no va a cambiar. En cuanto a apoyos tecnológicos, la industria puede trabajar muy cercana con otros sectores, puede trabajar, como estamos viendo en el caso del entretenimiento, en una combinación de industrias.
Yo creo que es importante el trabajo de la industria, así como entender que estamos todos en un mismo bote y que el motor importante de la economía es la tecnología. Tenemos que construirlo entre todos, a nivel de gobierno, a nivel sector público y a nivel sector privado.
– En los años 70, al calor de otra crisis financiera, aparecieron algunos productos tecnológicos hoy cotidianos. El CEO de su compañía, Paul Otellini, asegura que este período es una oportunidad para nuevos desarrollos. ¿Puede adelantarnos cuáles serán estas líneas?
Efectivamente que las crisis muchas veces traen soluciones, tecnologías nuevas, avances tecnológicos inesperados en áreas que no habíamos previsto. Hay maneras distintas de poder llegar a sitios usando la tecnología que no habíamos visto antes. Y efectivamente la mejor manera de seguir adelante es tener inversiones ahora, para que los productos futuros sean los que quieran y los que puedan usar los consumidores.
– Intel ya trabajaba en el ahorro de costes desde 2006. ¿Son ustedes unos pioneros y por tanto llegan mejor preparados a la coyuntura económica en la que nos encontramos?
Efectivamente sí: llevamos un programa de varios años que busca la eficiencia de la empresa, controla los gastos y eso nos pone en cuanto en este ambiente en una posición muy fuerte.


A la misma vez, éste es un proceso que ha seguido que se sigue no solamente en administración, pero también en nuestros procesos de fabricación, que traen con ellos unas eficiencias nuevas, unas oportunidades nuevas de reducir costes y a la misma vez traer la tecnología más avanzada a un coste reducido, lo que supone un beneficio muy grande para los consumidores.
– En este punto, no sé si plantean ampliar o reducir este programa de reducción de costes… La compañía acaba de desmentir que vaya a despedir a personal, por otra parte.
Seguimos siempre con este programa, que ya se empezó hace tres años y en eso no ha habido ningún cambio.
– Entonces, ¿podemos concluir que no se prevé ningún tipo de reducción de costes?
(Sonríe) Puedes estar segura de que vamos a seguir con un programa de eficiencia no solamente en nuestros procesos, sino también en nuestros productos.
– En conclusión, son optimistas para el futuro. ¿Podría adelantarnos cuáles son estas previsiones de futuro?
Yo sí soy optimista. Primero, porque trabajo en una industria que es una parte importante de la economía, es un motor de la economía. La industria, como podemos mejorar, como podemos llegar a nuevos sitios, como podemos traer nuevos productos, directamente tenemos un impacto positivo en la economía.
En este sentido me mantengo optimista, tenemos ya una experiencia en 40 años, 25 en España, que hemos pasado ciclos anteriores económicos. Este ciclo vendrá y pasará, lo importante es qué hacemos dentro de este ciclo, cómo invertimos, cómo ayudamos, cómo trabajamos con el mercado y cómo podemos crecer a España a un nivel superior de cómo hubiera crecido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor