¿Será el retraso del apagón estadounidense el ejemplo que no quiere seguir Europa?

OperadoresRedes

El Congreso americano acaba de votar a favor para retrasar desde el 17 de febrero al 12 de junio el apagón analógico.

Estados Unidos asume que no está preparado para afrontar el apagón analógico. El nuevo Gobierno del país ha presentado una propuesta para retrasar el apagado de la televisión convencional frente a la digital, que acaba de ser aprobado por el Congreso.
¿Será el aplazamiento del gran apagón americano el espejo en el que los europeos no se quieren mirar? Por el momento, los televisiores analógicos estadounidenses serán indultados hasta el 12 de junio, frente a su muerte prevista para este 17 de febrero.
La Administración Obama se cura así en salud en un ejercicio, a su entender, de responsabilidad que pretende continuar asegurando la igualdad de acceso a la señal televisiva. El Gobierno pretende beneficiar, especialmente, a aquellos consumidores que aún no han comprado su descodificador y que no se han beneficiado aún del bono facilitado por el estado para ello.
“Creemos que es irresponsable pedir al rural, a los consumidores ancianos, rascarse el bolsillo para asegurar esta transición, cuando muchos tipos, incluido el Gobierno federal, están sacando un beneficio”, explica un representante de la Consumers Union a Reuters.
No están de acuerdo los republicanos, que consideran que la medida sólo creará confusión.
Un rural poco conectado y una aparente falta de interés ciudadano… La descripción podría recordar a Europa. “La TDT quizás hace diez años sí parecía revolucionaria, pero ya casi está desfasada antes de llegar”, explicaba recientemente a Silicon News el vicepresidente de Investigación de Medios y Tecnologías del Consumidor de Gartner, Adam Daum.
De hecho, y a pesar de que el 90% de los españoles ya podrían recibir señal digital, únicamente el 45% lo hace, como publicaba Vnunet. Por ello, el Gobierno continúa intentando acelerar el proceso, según el diario Público, para lo que se ha introducido en el dominio público el sello ¡Pásate a la TDT!, con el que la Administración quiere animar al cambio de formato.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor