“Somos una compañía de fondo, no somos una firma de velocidad”

Empresas

El CEO de Sage España, Álvaro Ramírez, analiza los últimos y positivos resultados económicos de la compañía.

Las cosas le están yendo bien a Sage España, que acaba de presentar unos resultados altamente positivos que la convierten en una excepción en un mercado que empieza a notar los efectos de la crisis. “Aquí no hay ninguna magia”, apunta el CEO de la firma, Álvaro Ramírez, tras apuntalar las claves de estos buenos datos.
Ramírez repasa además cómo están resultando las últimas adquisiciones realizadas por la firma. “Estamos contentos”, asegura. “Trabajamos en el día a día en las integraciones de estas compañías”.
Por el momento, Ramírez asegura que “podría haber” nuevas compras en 2009 aunque “estos son temas de total confidencialidad”.
– Acaban de presentar los resultados del año fiscal 2008, con unas cifras muy positivas. ¿Se ajusta a sus previsiones o tan bien ustedes se han visto sorprendidos antes unos datos tan optimistas?
Estábamos en línea con lo que nosotros teníamos previsto. Hemos estado un poco por encima, pero estábamos en línea en este crecimiento del 23,4% respecto al año anterior, llegando hasta los 131 millones de euros. Hemos mejorado también nuestro operating profit, con un crecimiento del 35% hasta los 36.500 millones de euros.
Yo creo que esta es la cifra más impactante, no sólo que facturemos 131 millones de euros, sino que la compañía haya ganado 36 millones y medio de euros. Si nos ponemos en el ranking de compañías españolas, nos vamos muy arriba en beneficio.
Ha habido cifras importantes también, como el número de clientes que hemos creado nuevos (un dato muy importante desde el punto de vista de la penetración de mercado) o como ha crecido nuestros RRHH con más de 500 personas nuevas. Esto nos hace darnos cuenta de lo que ha sido este año para nosotros. Hoy tenemos más de 1500 personas en la compañía en España.
Estos resultados están bastante en línea con lo que han sido los resultados del grupo a nivel mundial. Como ves, España ha acompañado bastante bien lo que han sido los resultados de la compañía a nivel global, en algún caso estamos incluso con crecimientos por encima de la media y bastante en línea de lo que nosotros estábamos esperando.
– Estos datos no dejan de ser sorprendentes en medio del contexto económico. ¿Cuáles son las razones que explican estos buenos resultados mientras tantas empresas del sector reconocen pérdidas?
Las razones son bastante claras, aunque eso no quiere decir que no estemos sintiendo que el entorno económico esté cambiando. Nosotros tenemos una base, y voy a hablar de España, de más de 350.000 clientes. Estos consumidores clientes tienen contratos que hacen que aproximadamente entre el 65 y el 70% de nuestros ingresos sean recurrentes.


Estamos hablando de usuarios que tienen contratos de mantenimiento, que actualizan su software, etc. Esto nos hace ser muy sólidos en situaciones como las de ahora, porque nos hace tener una capacidad de respuesta ante situaciones por el número de clientes y las relaciones con los mismos que nos hace ser un poco atípicos frente a otras empresas del sector. Ésta es la razón: aquí no hay ninguna magia.
Y, por otro lado, yo creo que estamos muy situados dentro del entorno de los clientes con un valor añadido y una percepción del mismo: los clientes empiezan a prescindir de cosas y antes del llegar a nuestro ítem hay muchas cosas de las que prescinden. Esto nos hace ser más inmunes, aunque hoy inmune no hay nadie, a esta situación.
Antes de quitarte tu contabilidad, tus nóminas, tu administración, prescindes de de otras muchas cosas y si encima esta compañía te comprende, se adapta a ti, te facilita los pagos mensuales… Ésta es la clave del éxito, que es tan sencilla y la puedo contar en cinco minutos.
– Estas iniciativas de pago fraccionado ¿son una constante en la aproximación a los clientes de Sage o han surgido en los últimos tiempos?
No, estas iniciativas se han lanzado en el mes de octubre o noviembre. Muchas de ellas se han lanzado en los últimos meses frente a la demanda de una realidad ante la que nosotros no podemos ser extraños.
– Microsoft acaba de presentar una iniciativa que va un poco en esta línea. ¿Cómo ven la apuesta de la competencia?
En esta iniciativa, al final hay un comité de riesgo que aprueba o desaprueba la financiación. Nos parece una buena iniciativa, no tenemos nada que decir, pero no sé si responde mucho a los problemas que hoy en día tiene la pyme o si bien es más política.
Nosotros lo que estamos diciendo es no te tiene que ver ningún comité de riesgos: la relación que tienes con nosotros la puedes pagar de esta forma o de esta otra. Creemos que estamos yendo más al corazón del problema.
El problema justamente hoy es que hay falta de financiación del propio circulante de las pymes. Si lo vas a hacer para aquellos que no tienen riesgo, apaga y vámonos. ¡Yo también me apunto a esa financiación! Nosotros estamos yendo más allá, en el sentido de analizar las necesidades y periodificar los pagos. No hace falta que te miren los riesgos, ya lo asumimos nosotros.


-Cambiando de tercio, Sage ha realizado varias compras estratégicas en el último ejercicio. ¿Continuarán con esta política o en tiempo de crisis se volverán más conservadores?
En este último año, hemos adquirido cuatro compañías, la última Sage AYTOS. Nuestra política de adquisiciones, como yo digo, es una política de medio y largo plazo. Compramos compañías dentro de una estrategia de adquisiciones que tenemos de los últimos 35 años. Ésta es una situación como otras que hemos vivido en otros muchos momentos y creemos que en algunos casos es favorable para la compra de empresas, siempre que estén dentro de nuestro espectro.
La política de adquisiciones en España va a seguir. Otra cosa es que mundialmente esta situación nos hace ser prudentes. Cuando hagamos adquisiciones, nuestro grupo tendrá que valorar la compra a nivel mundial. De hecho, puede haber adquisiciones en 2009.
– ¿Alguna próxima y cercana?
Cuanto más próxima y cercana menos te lo podría indicar (risas) Estos son temas de total confidencialidad. Vuestra responsabilidad es preguntar, la nuestra es responder así.
– Su última adquisición, AYTOS, los ha introducido en un nuevo segmento de mercado. ¿Cuál es la valoración que puede hacer de esta adquisición tras tres meses desde la formalización de la compra?
Es una compra muy estratégica que nos lanza en un sector en el que no estábamos, como es la Administración pública, y más importante de lo que se puede percibir por el tamaño, porque realmente entramos con un líder en un segmento en el que nos queremos desarrollar en el largo plazo. Somos una compañía de fondo, no somos una firma de velocidad: entramos para estar 200 años.
Estamos muy satisfechos. Es una empresa que ha respondido a nuestras previsiones y creemos que las pocas cosas que le podrían faltar a AYTOS las tenemos ahora. La evolución de estos tres últimos meses está siendo muy buena. Nos sentimos por ambas partes trabajando de forma muy unida y con una integración total y absoluta.Esta unión nos va a permitir acometer un nuevo mercado y que esperamos crecer ahí de forma importante en los próximos años.
Por lo que respecta a las otras tres adquisiciones realizadas a los largo de 2008, estamos contentos. Trabajamos en el día a día en las integraciones de estas compañías. Las integraciones nunca son sencillas. Detrás hay personas, culturas e intereses, por lo que es necesario un trabajo continuado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor