“Tuenti no es rentable”

Empresas

El dircom de la red, Ícaro Moyano, explica que “la rentabilidad sólo es un factor más” y que buscan desarrollar “músculo”: en 2009 ingresarán unos 6 millones de euros en publicidad.

Tuenti es la start-up española. Nacida en Madrid hace un par de años, recién investida por ComScore como la red social más visitada de España, la compañía se ha asentado fuertemente en el mercado y, a todas luces, promete.
“No, no es rentable”, reconoce aún así su director de comunicación, Ícaro Moyano, que recibió a Silicon News en las nuevas y espaciosas oficinas que la firma ha inaugurado recientemente en la capital. En medio de los colores cálidos que componen la decoración de la sede social de la entidad, sin paredes y con grandes espacios abiertos, Moyano desgrana los retos a los que se enfrenta la firma: la monetarización de resultados no es aún la primera prioridad de la red, que prefiere hablar de músculo y crecimiento.
-Los últimos resultados de audiencia facilitados por ComScore los posicionan como líderes del mercado español. Felicidades. ¿Cómo se ha recibido esta buena noticia en la compañía?
Llevábamos un año largo sintiendo un respaldo muy grande por parte de la gente. Estamos en un momento muy bonito, efectivamente, ComScore nos coloca como líderes en usuarios únicos mensuales pero, eso sí, sigue sin ser un parámetro muy certero de métrica. Estamos convencidos de que una de las ventajas de internet es que es muy bien medible y usuarios únicos mensuales es un parámetro que está bien pero seguro que los hay mejores. Podemos sofisticar, como páginas consumidas por usuario, tiempo medio de estancia, porque ahí nos vamos distinguiendo diferentes plataformas digitales y diferentes medios. Entre los que nos dedicamos a lo social, esto también va a marcar diferencias.
Tener un montón de usuarios que consumen muy poquitas páginas es una manera de crecer… Nosotros tenemos la suerte de que tenemos usuarios que consumen un montón de páginas. Hemos cerrado febrero por encima de los 12.000 millones de páginas vistas, en la versión normal, unos 50 y pico millones en la versión móvil, lo que demuestra el respaldo no solamente en el número de usuarios sino también en fidelidad.
[Esta cantidad de usuarios tan elevada no recibe aún, y por el momento, una elevada cantidad de publicidad. La compañía inició en abril de 2008 la comercialización de mensajes publicitarios.
“Éramos conscientes de que no podíamos llevar paralelas la carrera del crecimiento y la carrera de la monetarización, porque al final era muy probable que alguna se envenenase con la otra y no era lo que queríamos”, explica Moyano.
A la publicidad continuarán aplicándole la misma filosofía que a la creación del site. “Por medios tradicionales podríamos hacer más caja, sí, pero sería lo fácil. Nos interesa seguir manteniendo esa pulsión de laboratorio en lo que tiene que ver con la comunicación publicitaria”, añade.]
-Uno de los aspectos clave de un negocio es la monetarización. Vosotros sois jóvenes, aunque en el mundo de internet la juventud de las empresas es relativa. Empezasteis antes de la crisis, ¿no teméis el impacto que pueda tener en vuestro negocio?
La situación general del sector publicitario no es la mejor, pero también es verdad, y eran datos de la semana pasada, que el único sector que crece es el online. Y tenemos muchas ventajas sobre los sectores tradicionales publicitarios. Somos medibles, somos bastantes más baratos y los rendimientos pueden ser más rápidos. No sólo nos dirigimos a audiencias sino que además generamos prescripción, lo que es importante.
2008 era más soleado de lo que es 2009, pero no pensamos que vaya a ser un año catastrófico ni lo más mínimo. Estamos convencidos de que nuestro laboratorio de formatos publicitarios sacará alguno más y además en breve nos dará rendimientos y nos permitirá investigar.
– ¿Es Tuenti ya rentable?
No. Pero porque hay un montón de decisiones que hay que tomar en la carga de una empresa: la rentabilidad solamente es un factor más. Tienes que saber cuánto te quieres expandir, cuánto quieres crecer, que músculo quieres tener para este crecimiento… Nosotros estamos en esta fantástica toma de decisión que es cuánto músculo queremos seguir teniendo en crecimiento.


-¿Hay ya una previsión sobre cuándo empezará la compañía a ser rentable?
No, no lo hemos pensado. Sí sabemos, lo comentaba Zaryn [Dentzel, CEO de la compañía] en Businnes Week, que sí es verdad que si los ingresos publicitarios en 2008 eran centenares de miles de euros, nuestra previsión para 2009 es que sean millones, alrededor de los 6 millones. Ahí nos sentiríamos más o menos cómodos.
– El pasado otoño un diario económico publicaba, aún así, que habíais recibido una inyección de capital importante de un fondo de inversión relacionado con el grupo Prisa…
Expansión no se puso en contacto con nosotros y nosotros no validamos esa información.
-Entonces, ¿la desmentís?
No, tomamos por costumbre desde el principio que no hablamos de finanzas, porque siempre hay datos que siempre se quedan sin contar tan bien como se deberían contar. Tuenti es una empresa montada por sus fundadores. Muchos de ellos, prácticamente todos, siguen manteniendo una vinculación diaria con la empresa.
Es un proyecto al cual nos hemos ido sumando más gente y hay que poner en valor todo el camino que hemos ido recorriendo, por eso nunca hemos hablado de la estructura financiera de la empresa.
– Empezar una empresa como la vuestra, en España, es totalmente nuevo…
No fuimos los primeros. En España ya había redes sociales que se habían ido creando. Han seguido otros caminos, otros derroteros. Sí es verdad que montar una empresa online tiene una ventaja, por lo menos en nuestro caso, que el gasto es en talento y el activo fundamental es tiempo.
Nosotros no hemos pagado programas, Tuenti está enteramente desarrollado en software libre, con lo cual el gasto de arranque de una compañía como ésta tiene más que ver con el activo en talento del equipo que se aglutinó en torno a Zaryn y tiene más que ver con la cantidad de tiempo libre que tenía en aquel momento para dedicarle decenas de horas a sacar el proyecto adelante.
– Pero aún así, da la impresión de que en España no se apuesta por empresas de este estilo. Siempre se oye hablar de start ups en EEUU o Israel y da la sensación de que España se está quedando un poco rezagada.
Yo estoy convencido de que no, de que tenemos en España uno de los polos de innovación más inteligentes de Europa. Este es el país de Tuenti, efectivamente, pero también es el país de Strands, de la Coctelera, de 11870…, también es el país de Idealista. Tenemos proyectos muy sólidos, que generan muchos empleos, que tienen un nivel de innovación muy gordo y que tienen una posición de mercado amable. Hay otros países de nuestro alrededor que no tienen este nivel de innovación empresarial.
Zaryn comentaba el otro día que si alguien abandona el equipo espera que sea para formar su propia empresa y forma parte de la cultura que tenemos en la compañía e incluso en el barrio en el que tenemos la oficina tenemos como vecinos a tecnológicas igual de innovadoras, igual de poderosas, con el mismo músculo y probablemente más del que vamos a tener nosotros.
-¿Crees, o creéis, que es debido a un cambio generacional? ¿Se está cambiando el chip en el mundo empresarial?
Uno de los inversores que sí es público de Tuenti que es Bernardo Hernández, que es director de marketing global de Google. Bernardo es un personaje que explica un montón de la historia de internet en España. Lleva diez años y se ha implicado en proyectos como Idealista y se arremangó en varios proyectos. Pero también se arremangó en la oficina de Google aquí en Madrid y ahora en la de San Francisco. Y todavía tiene tiemp
o para mantener una vinculación con nosotros. Hay una generación ya que está generando empresas de internet y probablemente no somos tapón para la siguiente. Hay proyectos mucho más pequeñitos que seguro que nos estarán comiendo en seis meses o en un año.
-Tuenti está en España y español, lo que además abre puerta a Latinoamérica. ¿Existen ya proyectos de internacionalización? ¿Exportarán Tuenti a otros idiomas?
Tenemos mucho que crecer aún aquí. Se pueden seguir sumando usuarios, se pueden seguir sumando dispositivos. La versión móvil lleva un crecimiento muy interesante y estamos convencidos de que nos va a dar muchas alegrías. Lo que sí sabemos es que crecer fuera de España con un modelo de cortar y pegar no va a funcionar. Eso lo tenemos clarísimo, porque mirando a nuestro alrededor vemos que prácticamente en todos la red social dominante es una red local. Pasa en Bélgica, en Japón, en Francia o en Holanda, entre otros.


Porque al final, siendo un entorno de relación, hay valores de relevancia que son más evidentes con empresas locales que con multinacionales. Si nos moviésemos fuera de donde estamos, tendríamos que adaptarnos a la realidad a la que vamos. Tuenti funcionó muy bien en España sobre esta estructura. No pensamos que fuese un éxito reproducible en otro país que no fuese este, así que nos tendríamos que adaptar al país al que fuésemos.
-¿Y hay una fecha estimada para esta posible adaptación?
No, fecha no. Los usuarios van saliendo. Tenemos casos personales de usuarios que introducen otros: cuando se van de Erasmus meten usuarios nuevos, pero por ahora son pocos.
-Por otro lado, y continuando con la cuestión lingüística, ¿os habéis planteado la traducción a otras lenguas autonómicas? Facebook lo ha hecho y sus usuarios lo valoran.
Zaryn comentaba hace unos meses que era una posibilidad que estaba en estudio, que era una de nuestras realidades más concretas. Hay posibilidad de hacerlo a lo largo de este año.
-¿Cuáles son los principales retos de futuro de Tuenti?
Nos interesan mucho los dispositivos móviles. La primera versión móvil salió hace muy poco, hace siete meses más o menos, y es de los sitios en los que experimentar es más amable, porque si al final somos una herramienta de comunicación es normal que acabemos en los bolsillos de los usuarios y es normal que nos adaptemos a usos completamente diferentes.
En la línea de estado de Tuenti, rellena desde un portátil o un ordenador de sobremesa, los usuarios suelen poner que hacen. Esa misma línea de estado, rellena desde un móvil, los usuarios suelen contar donde están. Y esto es tremendo. Es un cambio: se plantea otra cosa. Si tiene pantalla, se conecta a internet, cabe en un bolso, estamos adaptando Tuenti para que quepa ahí dentro.
De hecho, las redes sociales somos el gran motor de tráfico móvil. Estamos convencidos de que va a haber tarifas cada vez más claras. Ya no es cuestión sólo de precio, sino también de claridad de tarificación. Nosotros tenemos que hacer un hueco ahí a lo largo de 2009.
-Asumo entonces que estás completamente de acuerdo con el último informe de una consultora que señalaba que las redes sociales serán la clave para desarrollo de internet móvil.
Sí, porque las redes sociales al final no tenemos explicaciones mágicas, tenemos explicaciones orgánicas. Por ejemplo, los sábados son el día de menor tráfico pero cuando más se accede a la versión móvil. A nosotros nos encanta que los usuarios pasen tiempo con nosotros y nos encanta que lo hagan sentados en su salón, en su cuarto. Pero también que lo hagan mientras están esperando a un amigo o paseando o sacando unas fotos. Es perfectamente coherente que uno de los motores de internet móvil seamos las redes sociales.
– Y las redes sociales son acusadas por algunos sectores de ser sustitutos de relaciones sociales de verdad.
Nosotros, y hablamos de nuestro caso, tenemos tope de amigos, los grupo de relación son muy pequeños y son nidos afectivos, no grandes comunidades. No es una herramienta sustitutiva, es una herramienta complementaria. Cuanto mejor te lo pases en la calle, mejor te lo pasarás en Tuenti. No hay posibilidad de tener una experiencia paralela en una red social de la que tienes en la calle.
-Entonces, ¿esto no va a pasarse nunca de moda?
No, los teléfonos móviles no han pasado de moda y nosotros somos una herramienta de comunicación. ¿Qué Tuenti no se parecerá en dos años a lo que es ahora? Segurísimo. Pero nosotros estamos convencidos de que esto no es pasajero. Esto es una realidad constante.
Más información sobre la política de privacidad de Tuenti y las útimas novedades de la red, en Vnunet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor