¿Virus o no virus?

SeguridadVirus

El Día del Libro sirvió de tapadera a los ciberdelincuentes para introducir código malicioso en los equipos de los usuarios: el malware se ocultaba en fragmentos de Hamlet.

Los ciberdelincuentes no descansan y aprovechan los días señalados para lanzar ataques específicos. El nombramiento del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conllevó su virus específico, al igual que San Valentín o Navidad.
Por muy analógico que sea lo que se festeja el Día del Libro, la onomástica también ha servido para difundir malware entre los equipos de los cibernautas. Un día después de la festividad, Panda Labs ya puede hacer balance de los daños.
Un nuevo troyano ha empleado fragmentos de Hamlet, una de las obras cumbre de la literatura, para ocultar código malicioso. Para ello, se valía de las mismas técnicas que los emisores de phishing, lanzando un texto con un alto número de palabras para que los filtros de los equipos de los usuarios no detecten al código malvado.
“Los ciberdelincuentes suelen recurrir a textos literarios escritos con una letra de color blanco, para que no sea visible al lector, y capaz de superar el motor anti-phising y anti-spam”, reconoce el director técnico de PandaLabs, Luis Corrons.
El ser o no ser puede acabar con la integridad del equipo del infectado. Esa es, gracias a los ciberdelincuentes, la cuestión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor