A Europol le incomoda la pasión por cifrar

CiberguerraSeguridad

Las técnicas de cifrado que hacen más seguras las comunicaciones impiden a los organismos de seguridad monitorizar determinadas actividades, como las terroristas.

Estamos en la ‘Era Post Snowden’. Es algo que se ha repetido en multitud de ocasiones para referirse a cómo la industria ha cambiado algunos comportamientos después de que el analista de la NSA Edward Snowden desvelara los comportamientos poco éticos de los gobiernos que, en su afán por saber, atentaban contra la privacidad de empresas y ciudadanos.

El escándalo de la NSA no sólo ha despertado un mayor interés por la seguridad, al darnos cuenta de que no estábamos tan blindados como se pensaba, sino, y sobre todo, por el cifrado. No en vano un informe de MarketsandMarkets ya previó un crecimiento medio anual del 62,17% en el mercado de cifrado por hardware entre 2013 y 2018, hasta los 166.670 millones de dólares al finalizar el periodo.

Y no sólo adoptamos técnicas de cifrado, sino que abrazamos el otro lado, la llamada Dark Web, en un afán por mantener nuestras actividades alejadas de miradas ajenas. Por cierto que el cifrado, que ha adoptado empresas de la talla de Apple o Google, consiste en proteger las comunicaciones de los usuarios cifrando, o codificando, los mensajes que la gente envía.

Y si bien es cierto que ahora estamos, o por lo menos nos sentimos, más seguros, estas medidas hace también más complicado monitorizar actividades sospechosas por parte de las autoridades. Y eso es lo que reclamaba Rob Wainwright, responsable de la Europol en el programa BBC Radio 5 Live Investigates el pasado domingo, cuando aseguraba que las comunicaciones cifradas se han convertido en el centro de las operaciones de las redes extremistas.

Las comunicaciones cifradas se han convertido en el “mayor problema para la policía y las autoridades de los servicios de seguridad cuando tratan con amenazas de terrorismo”, decía el directivo, añadiendo que la Europol está “decepcionada” por la creciente incorporación de funciones de cifrado para las aplicaciones de mensajería y smartphones.

Rob Wainwright también aseguraba que el terrorismo está utilizando las Darknets cada vez más para mantener sus actividades ocultas y que por eso cree que las empresas tecnológicas feberían considerar los efectos que el cifrado tiene en las fuerzas de seguridad.

Durante su entrevista con la BBC, el director de Europol también reveló la creación de la European Internet Referral Unit con el fin de identificar y eliminar los sites de Internet que están siendo utilizados por las organizaciones extremistas; también se ha solicitado una revisión de las leyes actuales para facilitar la monitorización.

Los interesados en saber qué es una Darknet y para qué se utiliza, pueden ver el siguiente vídeo en el que hablamos de ellas con David Sancho, responsable del grupo de investigación de Trend Micro en España.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor