A fondo: Los gigantes tecnológicos se imponen el objetivo de la paridad salarial

ConveniosGestión EmpresarialTrabajo
0 0 No hay comentarios

Tanto Facebook como Microsoft presumen de plantillas en las que hombres y mujeres cobran lo mismo, o prácticamente lo mismo por trabajos equiparables.

Hombres y mujeres pueden realizar los mismos trabajos, porque están igual de capacitados intelectualmente. Así que hombres y mujeres deben cobrar idéntico salario si ocupan un puesto de trabajo similar. Y no hay excusa que valga para defender lo contrario. Eso es básicamente lo que se reivindica cada 22 de febrero en España y el Viejo Continente a través del Día Europeo por la Igualdad Salarial. Pero también cada 12 de abril en Estados Unidos, fecha que la cuna de buena parte de los gigantes tecnológicos que operan en el mundo ha elegido para su particular Día de la Igualdad Salarial. Con motivo de esta celebración que se reivindica hoy, alguna que otra compañía tech ha querido explicar cómo están evolucionando sus esfuerzos en este terreno, para no discriminar a sus empleados en base a su género. Una de ellas es Facebook, cuya vicepresidenta de Recursos Humanos, Lori Matloff Goler, afirma que los empleados y las empleadas que conforman la plantilla de una plataforma que se ha convertido por derecho propio en referente de las redes sociales a nivel internacional “ganan lo mismo”.

“Regularmente revisamos nuestras prácticas de compensación para garantizar la igualdad de remuneración”, ha señalado Goler para esclarecer las políticas que ejecuta Facebook al respecto. Y esto es algo que viene de atrás, que no se ha introducido como maquillaje reciente. “Lo hemos hecho durante muchos años”, recuerda la directiva, llevando a cabo “análisis estadísticos rigurosos para comparar la remuneración de hombres y mujeres que realizan un trabajo similar” y así corregir posibles desviaciones. Lo bueno es que parece que esas labores han conseguido dar sus frutos. Goler también ha aprovechado su mensaje, que ha sido publicado a través de su cuenta en la propia Facebook, que la intención de la compañía californiana en el futuro es seguir apostando por la “diversidad cognitiva”, con una estructura que equilibre la presencia de hombres y mujeres, diferentes razas, culturas y perspectivas.

En este mismo sentido, Kathleen Hogan, vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos en Microsoft, ha aprovechado la celebración del Día de la Igualdad Salarial para prometer que su organización también seguirá adelante con el “compromiso de igualdad en la retribución”, controlando estadísticas y llevando a cabo una “revelación pública como parte de los datos e información de nuestro informe anual de diversidad e inclusión”. Y es que, “si queremos construir productos y servicios para todos en el planeta, tenemos que representar a todas las personas en el planeta”, dice Hogan. Los datos de diversidad de Microsoft, actualizados por última vez a finales de septiembre de 2015, aún presentan margen de mejora. Tiene 31.064 empleadas y 84.695 empleados. Y sus puestos de liderazgo recaen en el 82,6 % de los casos en hombres, una diferencia que se aprecia también a nivel tecnológico

Donde sí está avanzando Microsoft es en los pagos. En el último año y medio, las mujeres contratadas por el gigante de Redmond en Estados Unidos han pasado de ganar 99,7 centavos por cada dólar ingresado por los empleados que ocupan un puesto equivalente en esta compañía a cobrar 99,8 centavos, lo que deja más cerca el objetivo de la paridad. A mayores, Microsoft ha querido revelar con motivo del Día de la Igualdad Salarial que se preocupa de cuidar este aspecto también a nivel étnico. Para muestra unos cuantos números: a nivel general, las minorías raciales estarían cobrando 1,004 dólares por cada dólar que Microsoft paga actualmente a sus trabajadores caucásicos. Etnia a etnia, hay algunos cambios. Por ejemplo, los hispanos cobran 99,9 centavos por cada dólar pagado a los caucásicos, pero los afroamericanos suben a 1,003 dólares y el trabajo de los asiáticos es algo mejor compensado incluso, al establecerse la media en 1,006 dólares.

Para la firma de trabajo y reclutamiento Glassdoor, la revelación de este tipo de datos es el camino a seguir. “Un paso decisivo para cerrar la brecha salarial de género es incrementar la transparencia en torno a los salarios para aclarar las disparidades y empoderar a las personas y a los empleadores con información para iniciar conversaciones importantes”, considera Robert Hohman, su cofundador y director ejecutivo. Sobre todo teniendo en cuenta que no todas las plantillas han logrado la paridad, ni mucho menos. La realidad imperante es la de las brechas salariales de género. “Explorar las causas raíz y promover la concienciación entre los empleados, empleadores y legisladores puede tener un impacto económico positivo”, indica Hohman, de cara a resolver este problema. Un informe de Glassdoor calcula que, en Estados Unidos, los hombres ganan un 24,1 % más que las mujeres en términos globales, un 19,2 % más al considerar edad, educación y experiencia o un 5,4 % más si se tiene en cuenta rol, compañía para la que se trabaja o ubicación. En definitiva, a día de hoy una profesional recibe 94,6 centavos por cada dólar pagado a un hombre por el mismo trabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor