A fondo: El futuro pinta bien para el mercado de nube pública

CloudIaaSPaaSSaaS

Tanto los expertos de IDC como los de Gartner pronostican crecimientos de doble dígito para los servicios de nube pública durante 2017.

El mercado de nube pública continuará creciendo este año. Y también evolucionará de forma positiva durante los siguientes. El futuro que le aguarda es prometedor. Así lo prevén los informes de distintas consultoras, como IDC o Gartner. Aunque estas dos compañías de investigación esperan incrementos vinculados a los servicios de nube pública durante 2017, sus análisis aportan cifras diferentes. IDC pronostica que el gasto mundial en servicios de nube pública, junto a la infraestructura de nube pública, se incrementará entre enero y diciembre un 24,4 % hasta alcanzar los 122.500 millones de dólares. Gartner, por su parte, cree que la mejora interanual se quedará un poco más corta, en el 18 %, pero sostiene que la cifra final será mayor. Apuesta por que se pase en el plazo de un único año de los 209.200 millones de dólares que sus expertos estiman que se movieron en 2016 a los 246.800 millones.

En cualquier caso, parece que la nube pública seguirá jugando un papel clave en el gasto TI. Frente a la nube privada, la pública es quien aporta la mayor parte de los ingresos. ¿Y de dónde procede ese gasto? Por empresas, las de gran tamaño con plantillas de más de 1.000 empleados serán las que más contribuyan a la que la nube pública continúe mejorando sus cifras en los próximos meses. Si bien el mayor crecimiento se registrará en las empresas inmediatamente anteriores, con 500 trabajadores contratados como mínimo y 999 como máximo. “En 2017, la fabricación discreta, los servicios profesionales y la banca liderarán en gasto global en servicios de cloud pública a medida que busquen una mayor escalabilidad, un mayor rendimiento y un acceso más rápido a las nuevas tecnologías”, añade Eileen Smith, directora de programa para Customer Insights & Analysis. “En conjunto, estas tres industrias representarán un tercio del gasto mundial en servicios de nube pública”.

Los negocios están apostando por software que les permite gestionar relaciones con clientes y también sus propios recursos, apoyándose en la nube. Además de CRM y ERM, hay que tener en cuenta los productos HCM para gestión del capital humano, hasta el punto de que el Software como Servicio se mantendrá como el tipo de computación en la nube dominante en 2017. IDC calcula que la mayoría del gasto en nube pública, prácticamente dos tercios, corresponde al segmento SaaS y las pujantes compras de aplicaciones. Eso sí, tampoco hay que perder de vista a la Infraestructura como Servicio (IaaS) y la Plataforma como Servicio (PaaS), ya que registrarán tasas de crecimiento más rápidas que la prevista para SaaS. IDC habla de respectivos crecimientos anuales compuestos en un lustro del 30,1 % y el 32,2 % para IaaS y PaaS. Ya en 2017, Gartner señala que IaaS mejorará un 36,8 %.

Desde el punto de vista geográfico, Estados Unidos destaca como principal mercado para los servicios de nube pública. Por sí solo, este país genera más de la mitad de los ingresos. Así que ni Europa occidental ni el conjunto de Asia-Pacífico sin incluir a Japón, que figuran segundo y tercero en la lista de mercados, le hacen sombra. Europa promete grandes cosas de todos modos. Serena Da Rold, directora sénior de investigación para Customer Insights & Analysis de IDC adelanta que, “en Europa occidental, el mercado de nube pública” registrará “una saludable tasa de crecimiento anual compuesto del 23,2 %” hasta 2020. “Las empresas europeas han sido más lentas en la adopción de la nube en comparación con sus homólogos estadounidenses”, reconoce esta profesional, “pero ahora el mercado está madurando y es el momento adecuado para que los proveedores cloud apunten y capten los segmentos no explotados”.

Gartner nube pública
Detalle de las previsiones de Gartner para los servicios basados en núbe pública durante los próximos años

Mirando hacia el futuro, Gartner dice que dentro de tres años “las estrategias de adopción de nube influirán en más del 50 % de los acuerdos de outsourcing de TI”. Sid Nag, director de investigación en esta consultora, recuerda que la nube aporta “valores como la agilidad, la escalabilidad, beneficios en costes, la innovación y el crecimiento del negocio”. Y eso es algo que atrae a las organizaciones. “Aunque todas las decisiones de externalización no darán lugar a un movimiento prácticamente automático hacia la nube, los compradores miran al ‘cloud-first’ en sus decisiones, para apoyar el impacto de reducir el coste en tiempo a través de la velocidad de implementación”, comenta Nag. “A medida que los compradores de aplicaciones empresariales se están moviendo hacia una mentalidad ‘cloud-first’, estimamos que más del 50 % de las nuevas adopciones de aplicaciones en 2017 en grandes empresas norteamericanas se compondrán de SaaS u otras soluciones basadas en la nube”. En “2019, más del 30 % de las nuevas inversiones de software de los 100 proveedores más grandes habrán cambiado de ‘cloud-first’ a ‘cloud-only'”.

Gartner también explica que a pesar de que los servicios cloud en China no han alcanzado todavía los niveles de todo un líder como Estados Unidos, o incluso de los países que componen el entramado empresarial del Viejo Continente, no hay que dar por descartado este mercado. De hecho, lo más probable es que crezca a un alto nivel a medida que se vaya generalizando el tema de la transformación digital. “El mercado mundial de nube pública en su conjunto está entrando en un período de estabilización”, indica Sid Nag. “Aunque algunas organizaciones todavía están averiguando dónde encaja realmente la nube en su estrategia global de TI, un esfuerzo por optimizar los costes y llevar a cabo el camino de la transformación encierra una fuerte promesa y resultados para los compradores de outsourcing de TI”. Habrá que ver cómo se materializa tal promesa, pero los analistas auguran buenos tiempos para el cloud computing.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor