A fondo: El PC sufre, pero Apple ya es la cuarta marca de ordenador más demandada

MacPCWorkspace
0 0 No hay comentarios

Las ventas trimestrales de computadoras han vuelto a caer, según los datos de Gartner e IDC, que hablan de un descenso de los envíos de entre el 9,6 % y el 11,5 % durante el Q1 de 2016.

Alrededor de 60,6 millones de unidades. O 64,8 millones, según el cristal de la consultora con que se mire. Ése es el número de ordenadores que las distintas marcas de la industria han vendido durante los tres primeros meses de 2016, que ya han sido finiquitados. La estimación más pobre corresponde a IDC, que calcula que entre enero, febrero y marzo se ha vendido hasta un 11,5 % menos de computadoras que durante el primer cuarto de 2015, con el que hay que trazar la comparación. Sus previsiones más conservadoras, antes de extraer estas cifras de venta, hablaban de una posible caída del 11,3 %. Se ha quedado cerca. El número más alto lo aporta Gartner, que habla de un descenso interanual del 9,6 %, pero descenso al fin y al cabo. El PC sigue sin recuperarse a pesar de que profesionales como los de ABI Research consideren que se ha estado exagerando “enormemente la muerte del PC”. A estas alturas de la historia, cuando el mercado sigue marcando caídas históricas, los analistas lo confían todo a la esperanza de estabilidad en la economía mundial, y a los reemplazos que se puedan producir a partir de ahora en el área comercial. También al hecho de que la necesidad de aplicar reducciones de existencias ya no debería pesar tanto como antes, como en 2015.

“A corto plazo”, indica Jay Chou, director de investigación de IDC Worldwide PC Tracker, “el mercado de PC todavía tiene que lidiar con el interés limitado de los consumidores y la competencia por parte de otras mejoras de infraestructura en el mercado comercial”. Pero esto no impide que IDC aún confíe en que “el gasto total en TI empresarial va crecer en comparación con 2015”, por lo que, “cuando nos dirijamos hacia el final de 2016, las cosas deberían empezar a remontar”, dice Chou. Con el año más avanzado deberíamos ver, por ejemplo, cómo los proyectos piloto que tienen a Windows 10 como protagonista acabarán “convirtiéndose en compras reales de PC”. Y es que parte de la cuota de mercado que ha aupado a Windows 10 como segundo sistema operativo favorito de los usuarios en entornos de escritorio se debe a meras actualizaciones del sistema en equipos antiguos compatibles, favorecidas por el lanzamiento gratuito que ha decidido defender Microsoft. El 14,15 % de participación que le otorga Net Applications en estos momentos frente a rivales como OS X, Linux u otras versiones de Windows más antiguas no se entiende sólo por las adquisiciones de maquinaria nueva, y eso perjudica a la ansiada recuperación del mercado de PC.

De aquí a verano el panorama no debería variar demasiado. Tras retroceder a niveles de 2007, de acuerdo con los resultados (todavía preliminares) de los analistas, la demanda seguirá caracterizándose por su debilidad. Los usuarios contemplan el mercado de PC con cautela. Temas como “la volatilidad de las acciones, las materias primas y las divisas” no hacen más que contraer las distribuciones. “El deterioro de las monedas locales frente al dólar estadounidense” habría seguido “desempeñando un papel importante en la disminución de los envíos de PC” durante el Q1, tal y como explica Mikako Kitagawa, analista principal de Gartner, que añade más causas como los efectos todavía palpables de la Navidad o ciertas características geográficas. “Todas las regiones principales mostraron disminuciones interanuales en sus envíos, con Latinoamérica mostrando la caída más pronunciada”, destaca Kitagawa, sus “ventas de PC se redujeron un 32,4 %. El mercado de computadoras latinoamericano se vio afectado intensamente por Brasil, donde la problemática economía y la inestabilidad política” son factores adversos a tener en cuenta. Al mismo tiempo, “los bajos precios del petróleo impulsaron la contracción económica en Latinoamérica y Rusia, haciéndolos pasar de motores de crecimiento a [convertirlos en] los rezagados del mercado”. Eso por no recordar la competencia de los dispositivos móviles.

“La demanda de los PCs en Estados Unidos continúa siendo floja”, añade por parte de IDC su director de investigación sobre Dispositivos y Pantallas, Linn Huang. “Sin embargo, deberíamos estar entrando en un período de prórroga. Las temporadas pico de compras corporativas y para la educación se han iniciado históricamente en el segundo trimestre”. Así que, “con algunos compradores de TI pensando en las primeras transiciones hacia Windows 10 y con el potencial de subida continuada de los Chromebook en la educación primaria y secundaria de Estados Unidos, el mercado de PC debería experimentar un aumento modesto en los próximos meses”. En comparación con Latinoamérica y Norteamérica, regiones como Asia-Pacífico y EMEA se habrían comportado algo mejor en este arranque de 2016. Aunque sin salir de los números rojos. En base a los datos de Gartner, sumando Europa, Oriente Medio y África se colocaron 19 millones y medio de ordenadores. Aquí las innovaciones en PC todavía no han tomado el impulso suficiente como para devolver a la región a los tiempos de crecimiento y algunos países muy concretos como Francia parecen estar más interesados por alternativas como la televisión de alta definición.

En cuanto a los fabricantes, este primer trimestre ha dejado cambios en el top 5. Apple ha conseguido situarse en cuarta posición, por delante de Asus, tras vender casi 4,5 millones de Mac, según IDC, que justifica la escalada de puestos por el rendimiento de la firma de la manzana mordida en el mercado norteamericano. Siguiendo los números de Gartner, Apple no sería cuarta, sino quinta, pero habría mejorado sus distribuciones un 1 % respecto al Q1 de 2015, algo que no muchos vendedores pueden decir en la actualidad. Sólo en su país de origen, Estados Unidos, habría colocado más de 1,6 millones de ordenadores. Las tres primeras posiciones son para Lenovo, HP Inc. y Dell, por este orden, y eso que todas ellas han completado un primer cuarto peor que un año atrás, con alguna caída que llega incluso hasta los dos dígitos. Lenovo, al igual que Apple, habría conseguido mantener su medalla de oro gracias a la demanda en Estados Unidos. Por su parte, HP Inc. no ha cedido la medalla de plata a pesar de que su negocio se ha separado de HP Enterprise recientemente y de que hoy por hoy está más centrado en los productos de gama alta. Dell, que no se quita la medalla de bronce, habría repartido menos unidades que en el pasado pero rindiendo mejor que la media.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor