A la tecnología 4G le queda aún un largo camino por recorrer en Europa

4GMovilidad

La adopción de la cuarta generación de comunicaciones móviles tardará aún en convertirse en realidad en el Viejo Continente, al menos de forma masiva.

Durante el reciente encuentro NetEvents, al que tuvimos la oportunidad de asistir, especialistas de la Industria de Telecomunicaciones debatieron sobre el estado del denominado 4G, o cuarta generación de comunicaciones móviles.

El escepticismo sobre una pronta adopción en Europa de las nuevas tecnologías como LTE (Long-Term Evolution) fue la nota predominante, ya que por el momento los usuarios parecen estar contentos con la actual 3G y en particular con HSPA. Tal y como aseguraba Phil Tilley, presidente de marketing de Alcatel-Lucent para Europa, “desde el punto de vista del usuario, si HSPA ofrece una experiencia aceptable no le importará que 4G tarde aún en llegar”.

La tecnología LTE tardará aún varios años en ser ampliamente adoptada por la industria
La tecnología LTE tardará aún varios años en ser ampliamente adoptada por la industria

Desde el lado de los operadores, lo cierto es que no parece haber llegado el momento de invertir grandes sumas de dinero en nuevas infraestructuras capaces de aumentar la velocidad y calidad de las conexiones. Es por ello por lo que mantendrán la hoja de ruta marcada con la tecnología HSPA durante algunos años.

Por otra parte, existe un importante problema relacionado con el espectro de frecuencias utilizadas en cada país. “En el caso de las capacidades de roaming, un contratiempo es el espectro disponible en cada lugar. Existen muchas bandas de frecuencia que se están utilizando a nivel internacional, por lo se complica la fabricación de dispositivos capaces de soportarlas”, aseguraba Dean Bubley, analista y fundador de Disruptive Networks. Un usuario que esté utilizando una frecuencia determinada en un país, cuando se visite otro distinto su terminal simplemente no funcionará, finalizaba Bubley.

En este punto, los expertos que se dieron cita durante la mesa de debate de NetEvents en torno a LTE, coincidían en admitir que el despliegue de la cuarta generación de comunicaciones móviles tardará aún varios años en producirse y no sería una locura pensar en una década.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor