A los accionistas se RIM se les agota la paciencia

Movilidad

La firma canadiense RIM ha vuelto a cerrar un nuevo trimestre para el olvido con sólo 200.000 unidades de PlayBook distribuidas y una notable caída en las ventas de smartphones BlackBerry.

En el segundo trimestre la compañía ha registrado unos beneficios de 329 millones de dólares mientras que en el mismo periodo del año anterior consiguieron ganancias de 797 millones de dólares.

En total lograron vender 10,6 millones de smartphones, una cifra muy alejada de las previsiones de los analistas.

Las ventas registradas por el nuevo tablet PlayBook son también decepcionantes ya que durante el último trimestre se habrían distribuido tan sólo 200.000 unidades, una cantidad muy inferior a las previsiones que hablaban de al menos 490.000 unidades.

Los rumores en relación a un cambio de rumbo en la compañía continúan y se han visto intensificados con la mala cosecha del Q2. Los accionistas están en pie de guerra por lo que consideran una mala gestión y una parte cada vez más importante de ellos piden la cabeza de los co-CEO, Jim Balsille y Mike Lazaridis.

Jim Balsillie se muestra confiado en el resurgir de las BlackBerry gracias a los modelos lanzados al mercado con la nueva versión del sistema operativo, aunque reconoce que “las ventas totales fueron ligeramente más bajas de lo previsto debido a una demanda de modelos antiguos menor de la esperada”.

El co-CEO ha afirmado que su objetivo más inmediato es centrarse en el desarrollo de la nueva generación de smartphones basados en QNX para recuperar parte del terreno perdido y contrarrestar el frenético crecimiento de  Android.

 

vINQulos

Cnet, RIM

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor