A partir de 2014 desaparece el roaming entre países miembros de la UE

Cloud
0 0 No hay comentarios

A partir del verano que viene los viajeros comunitarios que circulen por los países de la Unión Europea se llevarán una gran alegría al emplear sus dispositivos móviles: las tarifas de itinerancia (roaming) desaparecerán y no habrá coste adicional por efectuar llamas telefónicas o acceder a Internet desde el móvil o el tablet en el extranjero.

La entrada en vigor de esta normativa será el 1 de julio de 2014.

A petición de la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Telecomunicaciones los servicios de comunicación móvil (voz, datos, SMS…) no comportarán sobreprecio por efectuarse fuera del país de origen del usuario siempre que dicha comunicación tenga lugar en el interior de los países miembros de la Unión Europea.

Conocido habitualmente como roaming, las llamadas o conexiones de datos efectuadas en itinerancia suponen (aunque cada ves menos) un aumento importante del gasto para quien realiza la llamada pero curiosamente, y en el cómputo global de los ingresos de los operadores de telefonía, no suponen un ingreso de especial relevancia, con esta medida perderían apenas un 2 % de los mismos, aunque desde la Comisión Europea se mantiene la postura de que el beneficio sería mayor para los usuarios mientras que quizá se compensaría en parte ese descenso de los ingresos por roaming con el uso habitual que desde el extranjero se realizaría de móviles y tablets, puesto que precisamente por esas tarifas en itinerancia suele reducirse el número de llamadas y casi más aún las conexiones de datos.

Otro de los fines de esta medida impulsada por la Comisión Europea es el de intentar reducir los operadores de telefonía móvil en Europa. En la actualidad son más de un centenar aunque en muchos casos se trata simplemente de las divisiones nacionales del mismo operador. Por comparar, en un espacio geográfico similar con población similar como Estados Unidos sólo hay cuatro operadores de telefonía móvil. El impulso de un mercado único con operadores más fuertes que podrían afrontar inversiones más elevadas con mayor eficacia podría potenciar las grandes empresas telefónicas europeas (Telefónica, Vodafone, Orange…) así como beneficiar a los usuarios.

vINQulo

The Telegraph

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor