A Sarkozy empiezan a salirle ISPs rebeldes

Cloud

El fundador de Free, el tercer proveedor de servicios de Internet de Francia, ha dicho que no participará en las pruebas de filtrado de contenidos previstas por los acuerdos gubernamentales y que figuran en la propuesta de ley antipiratería.

Los acuerdos del Eliseo se firmaron en noviembre de 2007, como fruto de un texto presentado por Nicolás Sarkozy (la llamada misión de Olivennes) en el que se sentaban las bases de la lucha contra la piratería en Internet, un proyecto político en el que firmaron también los ISPs y otros representantes la industria.

En el texto se preveía la creación de un proyecto de ley a principios de 2008 y que fue presentado al Consejo de Ministros con el nombre de Creación e Internet en junio. El texto ha sido calificado por todos (excepto por Sarkozy, claro) como represivo, y su artículo 5 dice que un tribunal podrá ordenar a los operadores la suspensión o el filtrado de “los contenidos que supongan una amenaza para los derechos de autor”, así como toda forma de restricción al acceso de esos contenidos.

Para Xavier Niel, fundador y accionista mayoritario de Free, “esta ley no es correcta, ya que atenta contra la libertad individual y sirve a los intereses de los artistas que más dinero ganan”. Niel ha reconocido que la piratería es un problema, pero indica que hay que luchar contra ella con sistemas más del tipo de “licencia global”.

El directivo ha asegurado que no participará en las pruebas de filtración de contenidos y que si en su día firmó los acuerdos del Eliseo, fue porque lo que se les dio a firmar fue “un folio en blanco”.

Al parecer, según defiende Niel, el día que se firmó el acuerdo, los 46 firmantes sólo vieron una hoja de referencia, sin el texto definitivo. Se les pidió que firmaran con la promesa de que podrían ver el texto ese mismo día.

vINQulos
01Net

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor