Las abejas están tristes… ¿qué ’emal’ tendrán las abejas?

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Como la princesa del poema de Rubén Darío, estos animales languidecen aunque la culpa aquí la tienen las nuevas tecnologías.

Desde hace unos años, las abejas están siendo víctimas de una especie de depresión colectiva. A penas producen miel o abandonan sus colmenas para jamás volver. La gran pregunta es por qué.
Ninguna enfermedad les afecta. Ningún virus las amenaza. ¿Qué mal está empujando a la abejas al éxodo o a un dolce far niente poco propio de su especie? La respuesta está en las nuevas tecnologías. Los móviles están acabando con ellas.
Un estudio de la Universidad del Punjab así lo determina. Para testar como afectan las constantes radiaciones de los móviles a estos animalillos pusieron dos móviles constantemente recargados al lado de dos colmenas y uno de mentira, simplemente aparente, al lado de otra.
Las consecuencias no pudieron ser más desastrosas. Las abejas en contacto con un móvil real dejaban de producir mientras las abejas que compartían sus días con el placebo continuaban tan contentas.
“Somos afortunados de que las señales de alarma hayan sonado”, explican los científicos indios a TGDaily, recordando que la sociedad aún está a tiempo de salvar a las abejas y elaboras planes contra las nocivas ondas de los móviles. 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor