Los accionistas de Microsoft controlarán el sueldo de sus ejecutivos

Empresas

Redmond introduce el voto de consejo del accionariado, el llamado say-on-pay.

Los accionistas de Microsoft tendrán ahora mucho que decir sobre los sueldos de los ejecutivos senior de la compañía: Redmond acaba de anunciar la aprobación por parte de la ejecutiva de la firma de la introducción del voto de consejo de los accionistas a la hora de determinar la cantidad a pagar este año a los ejecutivos de la casa.
La introducción de este voto de consejo es, según explica Microsoft en un comunicado, una parte más de la introducción del sistema say-on-pay en la compañía. El say-on-pay es un mecanismo de control de los sueldos de las ejecutivas de las grandes compañías en el que el voto de control de los accionistas impide que los ejecutivos se autoimpongan sueldos excesivamente elevados.
“Dado el interés de la remuneración de los ejecutivos, creemos que tiene sentido promover un mayor diálogo con nuestros accionistas”, explica el consejero general de Microsoft y secretario de la ejecutiva, Brad Smith. “Creemos que establecer un voto de consejo compesatorio es un paso significativo para dar a los accionistas una voz en este importante aspecto“, reconoce por su parte el analista de sostenibilidad de Calvert Group, Aditi Mohapatra.
A pesar de los buenos propositos, los votos de los accionistas serán un consejo y no una apuesta vinculante. Es decir, al no ser vinculante, nadie está obligado realmente a no adoptar nada. La ejecutiva de Microsoft puede, aún así, recurrir a esta figura cada tres años, cuando se votan los planes de compensación de la ejecutiva.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor