Aclaraciones sobre Business Intelligence en la nube

Business IntelligenceCloudDatos y AlmacenamientoSistemas OperativosWorkspace

Brian Gentile, CEO de Jaspersoft, explica a los lectores de Silicon Week las bondades de dos tendencias que crecen a pasos agigantados y los beneficios que aportan al combinarlas.

Para muchos, el uso de la computación en la nube (Cloud Computing) se generalizó en el año 2011. La inteligencia de negocio (BI), por su parte, es ya desde hace muchos años una opción interesante para muchas empresas. Sin embargo, durante los últimos meses han aparecido numerosos artículos y publicaciones sobre la combinación de ambas tecnologías. La pregunta que surge ahora es si la convergencia de estas dos tendencias (ambas entre las más actuales en el mundo de la informática) tendrá éxito. Desde mi punto de vista, esta combinación será un éxito inmediato.

Una de las principales ventajas de la tecnología de BI es su capacidad de satisfacer tanto las necesidades de los usuarios de negocio como las de los desarrolladores – ya que puede considerarse como una herramienta o como una aplicación. La BI ocupa una posición única en la pila de software empresarial: por encima de la capa de base de datos y del middleware, pero por debajo de la capa de aplicación. Esta posición provoca confusiones a la hora de diferenciar entre la BI SaaS (software como servicio) y la BI PaaS (plataforma como servicio). Lamentablemente, en el argot cotidiano se ha establecido la denominación simplificada “BI en la nube” (Cloud BI) para ambas tecnologías, lo cual es incorrecto. A continuación trataremos de aclarar las diferencias entre ambas modalidades. Empezaremos con la BI SaaS y los usuarios de negocio.

Si nos fijamos por ejemplo en Salesforce, NetSuite o Success Factors, podemos decir que en estos casos la tecnología SaaS ha sido un éxito entre los usuarios empresariales. Las ventajas de la tecnología SaaS en comparación con las aplicaciones locales son evidentes: el tiempo de amortización es más corto, la experiencia del usuario es mejor y más sencilla y se requiere muy poca o ninguna formación.

Brian Gentile es CEO de Jaspersoft, firma especializada en soluciones de código abierto

Sin embargo, esta simplicidad crea problemas en la BI SaaS. La inteligencia de negocio no es una aplicación lista para usar, sino más bien un conjunto de herramientas que deben personalizarse para ayudar a resolver una amplia variedad de problemas de negocio. En la actualidad, la BI SaaS se está empezando a utilizar en algunas empresas. Se trata de organizaciones que cuentan con las habilidades técnicas necesarias y que tienen un reto específico para el que la nube es la mejor solución. Optan por esta tecnología porque aprecian los bajos costes iniciales (no es necesario instalar ningún software ni ninguna infraestructura) de las soluciones basadas en la nube. Como resultado, la cantidad de empresas que implementan BI SaaS es limitada.

La adopción limitada de la BI SaaS se está haciendo cada vez más patente. En referencia a esta tecnología, Gartner ha pronosticado que “en 2013, los productos basados en la nube representarán tan solo un 3% de los ingresos de la inteligencia de negocio (BI), ya que la adopción por parte de los usuarios será muy inferior a la esperada por los proveedores.”

Ciertamente, es posible que sea inferior a las expectativas de muchos proveedores, pero no creo que ese sea el caso de los más astutos.

Yo creo que emergerá un mercado de BI SaaS razonable, aunque no necesariamente de forma inmediata ni rotunda. También pienso que este mercado madurará, ya que las soluciones BI SaaS se utilizarán cada vez más en forma de aplicaciones analíticas; es decir, la BI se integrará en una aplicación SaaS capaz de resolver problemas de negocio específicos y destinada a usuarios finales que conocen las ventajas de la tecnología SaaS. En realidad, esta modalidad debería llamarse BI para SaaS (en lugar de BI SaaS). Existen ejemplos de múltiples formas de aplicaciones analíticas de este tipo que han tenido un gran éxito, entre ellos los análisis Web.

Todavía hay mucha gente que no distingue entre BI SaaS, BI para SaaS y BI para PaaS. Normalmente, las tres modalidades se meten en el mismo saco bajo la denominación “BI en la nube”, cuando en la mayoría de los casos en realidad se trata de BI SaaS. Esta simplificación no hace más que agravar la confusión. A continuación resumo la definición de cada una de estas modalidades:

– SaaS BI = alojar una aplicación o plataforma de BI en la nube y proporcionar funciones bajo demanda para los usuarios empresariales

– BI para SaaS = crear funciones de BI en una aplicación basada en SaaS con el fin de proporcionar funciones específicas basadas en datos en dicha aplicación

– BI para PaaS = proporcionar un servicio de informes y análisis que puede integrarse fácilmente en aplicaciones basadas en PaaS y ser gestionado por la propia PaaS

 

Aunque la BI para SaaS está evolucionando de forma gradual, la tecnología que brinda un mayor potencial de desarrollo a la BI en la nube son los sistemas PaaS. Al mismo tiempo, esta tecnología es la que más frecuentemente se pasa por alto. ¿Cuál es el motivo? La tecnología PaaS ofrecerá a los desarrolladores de software lo que SaaS ofrece a los usuarios empresariales: una mayor agilidad, menores costes iniciales y de infraestructura, tiempos de amortización más cortos gracias a, entre otras cosas, una mejor experiencia de usuario.

La BI para PaaS es un conjunto de componentes de BI modernos creados únicamente a partir de estándares abiertos y basados en Web. Está disponible como un conjunto de tecnologías de informes y análisis que permiten a los desarrolladores crear rápidamente una aplicación moderna “basada en datos” y a continuación implementarla y gestionarla en la nube. Estos pilares se están convirtiendo rápidamente en el fundamento de las plataformas de desarrollo basadas en la nube, y los principales proveedores de tecnología PaaS se están dando cuenta de ello. Recientemente, Red Hat y VMware han tomado medidas para garantizar la disponibilidad de sus servicios de informes y análisis en sus entornos OpenShift y CloudFoundry (respectivamente). Asimismo, tanto Heroku (Salesforce) como Google App Engine han incorporado como mínimo servicios básicos de informes y diagramas en sus plataformas PaaS.

Yo, personalmente, creo que la funcionalidad de BI continuará introduciéndose en estos ecosistemas de desarrollo de software de próxima generación. La modalidad de BI en la nube que progresará más rápidamente serán las aplicaciones (analíticas) de BI para SaaS y la BI para PaaS. Ambos sistemas contribuyen a evitar los problemas que presentan sus equivalentes genéricos de BI SaaS.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor