Acronis: “En dos años nuestro negocio en la nube superará al de on-premise”

CloudDatos y Almacenamiento
0 0 No hay comentarios

La compañía

La primera pregunta que hacemos a John Zanni, vicepresidente senior de estrategia de Cloud y Canal en Acronis, es sobre la razón por la que la compañía nos ha invitado a Munich. No es baladí; es la primera vez que Acronis invita a un evento de esas características a prensa internacional.

“Acronis ha sido conocida por su marca de consumo True Image y por sus productos de backup. Pero hace 18 meses lanzamos una versión basada en la nube. Es la parte de negocio que más rápido está creciendo. Estamos agregando todos nuestros productos para que se integren en esta arquitectura basada en la nube y queremos hacerlo saber”, responde.

Se trata de que el mundo conozca que existe esta nueva generación de productos que ya están disponibles y que convierten al backup en algo sencillo, completo y muy seguro, porque mantiene la información protegida”, concluye. La firma está expandiendo los productos que tenemos para convertirlos en una suite de protección de datos.

Objetivo: la nube

Cuando Zanni dice que el negocio en la nube está creciendo mucho se refiere a que apenas en un año el Cloud ha pasado de representar el 9% de los ingresos al 25% de los ingresos. Y esto no ha hecho más que empezar.

“En los próximos dos años será superior a nuestro negocio on-premise”, nos adelanta Zanni.

Ya de vuelta en España, Alessandro Perotti nos atiende al teléfono. El ejecutivo italiano nos confirma que “Acronis será cada vez más una empresa en la nube” y que los esfuerzos de la dirección se centrarán en transformar la empresa desde un fabricante de software a una compañía cloud.

Pero ojo, estas intenciones no son absolutas. El propio Serguei Beloussov, CEO de Acronis, dejó claro en Munich que nunca iban a ser una empresa 100% Cloud. Hay y habrá muchos clientes que mantendrán sus datos in-house, algo que el ejecutivo no cree que cambie sobre todo atendiendo a sectores que trabajan con datos críticos.

La región Sur de Europa supone el 30% de la facturación total del grupo y la nube representa “poco más de la tercera parte del negocio en Europa”, nos confirma Perotti. Y un dato concreto: España es después de Alemania el principal mercado cloud de Acronis.

Sin desatender el negocio on-premise, los planes de futuro de Acronis miran a la nube. Las soluciones que llegan están pensadas ya en la nube. Así, nos adelantan desde la firma, trabajan en una herramienta de monitorización (para monitorizar la infraestructura, el CRM, las aplicaciones) y en otra de sync&share, a la que llamarán Acronis Files Cloud. Ya han desplegado algunos pilotos, revela Zanni, y están trabajando en mejorarlo para poder escalarlo “a miles de usuarios”.

“Los proveedores de servicio ya nos están preguntando sobre esta solución”, nos comenta también Alessandro Perotti. “Entre el Q3 y Q4 habrá ya una oferta definida”, adelanta.

Sencillez, flexibilidad y sobre todo, control

Preguntados por los valores añadidos frente a competidores no sorprende que los discursos de los dos ejecutivos coincidan. Hacen referencia a la sencillez de uso, a la flexibilidad y al control. “Todas las empresas saben que necesitan backup. Esto no es un problema. El reto es que no es una tarea prioritaria hasta que es demasiado tarde”, lamenta Zanni. “Para convencerles tienes que hacérselo sencillo y asequible”.

“Somos agnósticos”, enfatiza Perotti. “Algunos de nuestros competidores obligan a instalar licencias, nosotros ofrecemos soluciones agnósticas”. En cloud y on-premise a través de todos los dispositivos y todos los sistemas operativos.

Es Zanni quien se extiende más en el concepto de control. “Puedes almacenar con nosotros, en tu centro de datos o en la nube pública. También puedes combinar la forma de almacenarlo. No hay problema, el control lo tienen nuestros socios”, explica.

La compañía también ofrece sus productos a terceros como marca blanca. Los proveedores de servicio pueden personalizarlos para ofrecerlos después a sus clientes. El concepto de control es también fundamental en Europa, con estrictas leyes sobre almacenamiento de datos que varían en función del país. “Construir sistemas en los que das el control a los proveedores sobre dónde se almacenan los datos y sobre cómo se gestionan es parte central de nuestra estrategia”, concluye Zanni.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor