Adaptive Defense 360, el servicio de seguridad avanzada de Panda Security

Gestión de la seguridadSeguridad

La herramienta responde a la necesidad de las empresas de enfrentarse a nuevas amenazas.

La presencia de malware en el equipamiento informático o las soluciones cloud de una empresa puede suponer, entre otras cosas, más de medio millón de dólares en gastos asociados a la recuperación. Y no es un riesgo bajo: cada día se registran más de 230.000 nuevas muestras, además de técnicas de infección cada vez más sofisticadas. La firma de seguridad Panda Security ha presentado una nueva herramienta, Adaptive Defense 360, con la que cubrir áreas que los antivirus tradicionales descuidan o no abarcan.

Se trata de una solución con gran autonomía, lo que implica que las compañías se evitan tener que invertir recursos en la detección y solución de problemas en los equipos infectados. Permite al personal técnico de la empresa que se emplea en la gestión de material sospechoso delegar estas funciones en el equipo especializado de PandaLabs, al clasificar las aplicaciones de forma automática utilizando técnicas de Machine Learning en entornos de Big Data, explica Panda Security en una nota de prensa.

La herramienta combina las soluciones EPP, Endpoint Protection Platform, y EDR (Endpoint Protection & Response) de la compañía. Así, reúne las características tradicionales de los sistemas de protección antivirus, basados en prevención, bloqueo y solución de errores encontrados, con los recursos de monitorización y análisis en tiempo real de las aplicaciones en ejecución de centros de trabajo y servidores de la empresa. La solución permite que se ejecute solamente lo que se detecte como totalmente seguro, en el entorno tanto de la red como PC y otros dispositivos asociados, como pueden ser las memorias USB.

Además, incluye un módulo a través del cual facilitar el trabajo seguro aunque los sistemas no estén actualizados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor