Adiós a las pegatinas: el número de serie de Windows 8 se muda a la BIOS

EmpresasSeguridad

El nuevo proceso de activación ofrece mayor comodidad al usuario y dificulta las copias pirata, pero también algunos problemas.

Hasta ahora, el número de serie de cada ordenador se encontraba grabado en una pegatina situada generalmente en un lateral del PC, o en la parte de debajo junto al compartimento de la batería, si se trataba de un portátil. Pero Microsoft ha puesto fin a esta tradición con su nuevo Windows 8, incluyendo el número de serie dentro de la BIOS.

Así se en el hilo de usuarios de la web oficial de dudas de la compañía: “Una de las mejoras que Microsoft está llevando a cabo en Activation 3.0, para los nuevos ordenadores con Windows 8 preinstalado, es que no habrá más pegatinas con el COA (Cerfitificado de Autenticidad) en el exterior del dispositivo. En su lugar, éste se encuentra incluido en la BIOS”.

La estrategia tiene varios puntos a favor, como señala el portal ghacks.net. Por un lado, evita tener que buscar y consultar el número de serie en el momento resetear o reinstalar el sistema operativo, ya que este se activa de forma automática. Y por otro, Microsoft se asegura de que dicho número no pueda ser utilizado en ningún otro ordenador evitando así la proliferación de más copias pirata.

No obstante, el nuevo sistema de activación de Microsoft también presenta algunos inconvenientes que los usuarios del foro oficial han puesto sobre la mesa. Por ejemplo, ¿qué sucede si el ordenador se rompe y quieres instalar el sistema operativo en uno nuevo? ¿Cómo acceder al número de serie inserto en una máquina que no enciende?.

Otra cuestión igualmente controvertida. Si se quiere instalar una versión superior de Windows 8 Pro, comprado en una tienda y con su propio número de serie, ¿insistirá el ordenador en el número de serie preconfigurado o existe la opción de introducir el nuevo de forma manual?

BIOS (‘Basic input-output system’) es el programa donde se almacena la información básica del ordenador: fecha y hora, el caché, configuración de los discos…, además de las especificaciones de la máquina: el fabricante, velocidad y tipo del procesador o memoria RAM.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor