Adiós tarjetas bancarias, hola Apple Pay

Movilidad

Dos ventajas del sistema de pagos móviles de Apple son que no almacena los datos reales de las tarjetas y que no desvela al comerciante datos sensibles del usuario.

Apple ya tiene nuevos iPhone que vender a sus fanboys, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, más grandes que en ocasiones anteriores y jugando incluso con el concepto de phablet. Una de sus características más destacadas es que, al fin, vienen con tecnología NFC incorporada, lo que permitirá transmitir información con facilidad y realizar pagos móviles.

iPhone6-PF-SpGry_iPhone6-PF-SpGry-_NFC-PRINTPero no de cualquier manera, sino gracias al propio sistema de pagos de Apple, que también acaba de ser presentado.

Hablamos de Apple Pay, que se presenta como “una forma sencilla, segura y privada de pagar”. Aunque se basa en las tarjetas bancarias que ya poseen los usuarios para tramitar las transacciones monetarias, no necesita recurrir a ellas físicamente ni utilizar sus señas de identificación. En vez de utilizar los datos típicos asociados a las tarjetas, incluido el código de seguridad, Apple Pay les otorga un número identificativo especial, que es el que se acaba almacenando en lo que Apple ha dado en denominar “elemento seguro” del teléfono.

Esto quiere decir que Apple se mantiene al margen. La compañía de la manzana mordida tampoco “recopila tu historial de compras, así que no sabemos qué has comprado, dónde lo has comprado o la cantidad que han pagado por ello”, explica el vicepresidente de Internet Software & Services, Eddy Cue.

Se mantienen al margen tanto Apple como la tienda, en cierto modo. “Cuando utilizas Apple Pay en una tienda, restaurante u otro minorista, los cajeros ya no verán tu nombre, número de tarjeta de crédito o código de seguridad, ayudando a reducir la posibilidad de fraude”, incide Cue, que también alaba que “si tu iPhone se pierde o es robado, puedes utilizar Find My iPhone para suspender rápidamente los pagos desde ese dispositivo”.

De momento la compañía de Cupertino ya ha tejido una red de asociaciones con diferentes entidades bancarias y compañías que venden productos o servicios dentro de los Estados Unidos para poner en funcionamiento el sistema de Apple Pay a partir del próximo mes de octubre.

Está previsto que éste funcione también con la tienda online App Store y emparejado con el Apple Watch, lo que significa soporte extra para los usuarios de iPhones 5, 5c y 5s, que son los otros dispositivos compatibles con el primer wearable de Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor